Destilería Serrallés reactivará industria de la caña desde la Central Mercedita

Este proyecto creará más de 300 empleos directos en un periodo de cinco años y permitirá que la destilería pueda sustituir cerca del 60 por ciento de las mieles que ahora importa. Su presentación estuvo a cargo de Roberto Serrallés Yordán, Myrna Comas Pagán y Alejandro García Padilla. (Foto sumistrada)

PONCE- El gobernador Alejandro García Padilla anunció este lunes el establecimiento de un proyecto de siembra, procesamiento de caña y producción industrial de melaza que será financiado por la Destilería Serrallés de Ponce.

Según explicó el primer ejecutivo, los fondos de la empresa servirán para iniciar la fase industrial que se llevará a cabo en un ingenio a construirse en la antigua Central Mercedita.

- Publicidad -

Esta iniciativa, cuyo fin es suplir materia prima a las compañías elaboradoras de ron en la isla, marca el regreso de la industria de caña a Puerto Rico.

“Lleno de orgullo y esperanza me place anunciarles que el Estado Libre Asociado ha alcanzado un acuerdo de arrendamiento e incentivos con la Destilería Serrallés para que se haga cargo de la gestión de este proyecto, desde la siembra y cosecha de la caña de azúcar, hasta la elaboración de melaza”, expresó el gobernador el pasado lunes en conferencia de prensa.

Asimismo, reveló que este nuevo ingenio creará más de 300 empleos directos en un periodo de cinco años. La destilería estima que la producción les permitirá sustituir cerca del 60 por ciento de las mieles que ahora importa.

García Padilla aclaró que, aunque el gobierno no va a financiar, sí incentivará el proyecto a través de los instrumentos que por ley tiene disponible para cualquier empresa agrícola y cualquier operación de manufactura.

“Eso incluye, para la fase agrícola, el alquiler de 34,500 cuerdas de terrenos propiedad de la Autoridad de Tierras, así como incentivos por empleos agrícolas creados, por mejoras permanentes a las siembras y por inversión en equipo, maquinaria e implementos”, dijo el mandatario.

“Este proyecto lo comenzamos el 22 de enero del 2014, sabiendo que este día llegaría. Iniciamos la siembra de caña en el Valle del Coloso, en Aguada. Hoy, más de dos años y medio de iniciado, ya suman 900 las cuerdas sembradas de caña de azúcar: 800 están en el Valle del Coloso y 100 en Guánica. Se han sembrado 21 variedades de caña y el proyecto, en esta primera etapa, ha permitido crear 35 empleos directos”, agregó.

Por su parte, Roberto Serrallés Yordán, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de Destilería Serrallés, subrayó que “el poder viabilizar el regreso de la industria de la caña representa un paso importante para la industria del ron en Puerto Rico, pues podremos fortalecer la sustitución de importaciones en cuanto a las melazas que utilizamos en el proceso de manufactura”.

La Destilería Serrallés también se hará cargo de la siembra y cosecha de caña de azúcar, para lo cual expandirán la cantidad de cuerdas de terrenos dedicadas al proyecto de las actuales 900 a 12,000. Las tierras están repartidas entre el oeste y el sur del país.

Tanto Serrallés Yordán como García Padilla expusieron que el resurgir de la industria azucarera asegura el reembolso del “Rum Excise Tax Cover-Over” federal, proveniente de los impuestos por la importación de ron.

Esta fuente de ingresos asciende a más de $300 millones al año que estarían entrando a las arcas del gobierno de Puerto Rico.