Deseo de Carlos Beltrán al Salón de la Fama

Foto: EFE / EPA / Mike Nelson

San Juan – Carlos Beltrán, quien recientemente se retiró de las Grandes Ligas tras 20 años de carrera, afirmó que si llega a entrar al Salón de la Fama desea lucir la gorra de Puerto Rico en su placa.

“Me gustaría entrar con la gorra de Puerto Rico”, aseguró el boricua a su llegada a la isla tras ganar su primer campeonato con los Astros de Houston y anunciar su retirada.

- Publicidad -

En sus dos décadas activas, Beltrán jugó con siete equipos: Kansas City, Houston, San Luis, San Francisco, Texas, los Mets y los Yankees de Nueva York.

Los números que recapituló en su carrera le ayudan favorablemente a entrar al Salón de la Fama del Béisbol en cinco años. Si es así, se convertirá en el quinto puertorriqueño en hacerlo, después de Roberto Clemente, Orlando ‘Peruchín’ Cepeda, Roberto Alomar e Iván Rodríguez.

Y para Beltrán, “sería injusto” que en la placa se le incluya la gorra de algunos de los siete equipos con los que jugó.

“Participé con tantos equipos, y con todos tuve una experiencia increíble. Con Kansas City y los Mets participé muchos años, pero escogería una opción”, enfatizó.

De lograrlo, Beltrán se convertiría en el primer puertorriqueño en lucir la bandera de la isla en la placa conmemorativa del recinto de los inmortales en Cooperstown, Nueva York.

En 20 temporadas, Beltrán bateó para promedio de .279, con 2,725 imparables, 435 cuadrangulares, 1,587 carreras impulsadas, se robó 312 bases, fue elegido a nueve Juegos de Estrellas, ganó tres Guantes de Oro y fue Novato del Año en 1999.

Además, se retiró como el cuarto ambidextro con la mayor cantidad de jonrones, detrás de Mickey Mantle, Eddie Murray y Chipper Jones.

Sobre el salón exclusivo, Beltrán opinó que los puertorriqueños Edgar Martínez y Carlos Delgado también deben ser incluidos. Para Beltrán, “sería irónico” que Martínez no sea elegido a pesar de que su nombre lleva el premio anual al Mejor Bateador Designado en la Liga Americana, mientras que Delgado, con quien jugó con los Mets de Nueva York, terminó su carrera con 473 cuadrangulares, ubicándose en el puesto 32 de todos los tiempos.

“Hay jugadores que tienen el potencial de estar en el Salón de la Fama, pero la calidad de entrar es algo que no entiendo mucho. Espero que se me considere, por los años que pude poner buenos números. La mayoría de los periodistas me dicen que votarán por mí”, indicó.