Cuida tu piel del sol en verano: Cómo realizar un autoexamen de la piel

Foto suministrada

Un autoexamen de la piel debe llevarse a cabo por lo menos una vez al mes. Esto debe complementarse con una visita al dermatólogo, médico especialista en la piel, por lo menos una vez al año. Este especialista podrá realizar un examen clínico más preciso.

El autoexamen consiste en examinar su cuerpo para detectar cambios en la piel que puedan ser signos de alerta de los cánceres de la piel más comunes, entre los cuales están el carcinoma baso celular, el cual afecta aproximadamente a 1,000,000 de personas anuales en EU, el carcinoma de células escamosas, y por último el más raro pero más letal, el melanoma maligno.

- Publicidad -

El carcinoma baso celular usualmente crece en la superficie de la piel y no invade o metastatisa a tejidos más profundos. Este tumor debe ser tratado lo antes posible porque de otra manera puede destruir tejidos localmente y desfigurar.Se presenta usualmente como una lesión color perlado, un granito o espinilla negra que crece y no sana. En algunos casos puede sangrar, lo cual es un signo de alerta. Es importante notar que esta lesión está generalmente en áreas expuestas al sol, tales como cara, cuello y brazos.

El carcinoma de células escamosas es el segundo más común, y al igual que el baso celular, por lo general invade los tejidos superficiales de la piel.

Se podría presentar como una verruga elevada, una callosidad que no sana, un nódulo superficial de la piel o ulceritas. También se presenta más comúnmente en áreas más expuestas al sol.

Por último está el melanoma, que a diferencia de los anteriores, es invasivo, produce metástasis y de no tratarse a tiempo, tiene una mortalidad muy alta.

En la mayoría de los casos se presenta como una mancha oscura que crece asimétricamente y puede tener bordes irregulares y variación de color. Esta puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo aunque en los hispanos, se presenta más comúnmente en las extremidades.

Para realizar el autoexamen necesitara lo siguiente:

  • Un espejo de cuerpo entero
  • Un espejo pequeño de mano
  • Un secador de pelo
  • Un área bien iluminada

Llevar a cabo los siguientes pasos:

  • En frente del espejo de cuerpo entero, estudie su cara, nariz, labios, boca y orejas por ambos lados.
  • Usando el secador de mano, separe su pelo en secciones y examine su cuero cabelludo.
  • Examine sus manos, dedos, uñas y parte delantera y posterior de sus antebrazos.
  • Examine sus axilas
  • Mire su cuello, pecho y torso; las mujeres deben examinar el área debajo de sus senos.
  • Voltéese frente al espejo y usando el espejo pequeño, examine su espalda, cuello, hombros y parte superior de la espalda.
  • Usando ambos espejos, revise la parte de atrás de su espalda baja, nalgas y piernas.
  • Sentado y con ambos espejos, examine sus genitales.

Preste atención especial a sus piernas, tobillos, parte superior y dorso de sus pies y entre sus dedos.

En su próximo autoexamen, note si hay cualquier cambio en su piel, tal como un aumento en tamaño, diferencia en forma y apariencia de cualquier nuevo crecimiento. Si su piel muestra cualquier signo de cáncer de piel, consulte a su dermatólogo inmediatamente.

Para prevenir el cáncer de la piel se recomienda utilizar siempre un bloqueador solar con un SPF de 50 o más, y que este contenga zinc y óxido de titanio.