Cuestionan doble postura de Pesquera sobre flexibilización Ley de Armas

Foto: faungg's photos / Visualhunt

San Juan – El presidente de la Corporación para la Defensa de los Poseedores de Licencias de Armas en Puerto Rico (CODEPOLA), Ariel Torres Meléndez, criticó al secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor Pesquera, por la doble postura asumida sobre el uso de armas legales por parte de la ciudadanía.

“En el año 2012 como superintendente de la Policía de Puerto Rico, (Pesquera) defendía cabalmente la segunda enmienda de la Constitución y advertía al ciudadano que ‘nunca tire a herir’, sino a matar, ya que se expondría a convertirse en su víctima”, dijo Torres Meléndez en un comunicado de prensa.

- Publicidad -

“En aquella ocasión, Pesquera recomendó a la ciudadanía no poner resistencia a los asaltantes y dispararles a matar si posee licencia para armas de fuego, ante el alza en los robos domiciliarios. Ahora, rechaza de plano la intención de atemperar las disposiciones de la Ley 404, vigente hace 18 años, a la realidad de Puerto Rico”, agregó.

La pasada semana en una vista pública ante la Comisión de Seguridad Pública del Senado de Puerto Rico, presidida por el senador Henry Newman, el DSP por voz de la asesora legal, Estrella Mar Vega se opuso al Proyecto del Senado 439 para derogar la Ley de Armas en Puerto Rico. En la ponencia se rechaza flexibilizar “en demasía la obtención de una licencia de armas, su uso, su portación; y la manera que se adquieren las mismas…”.

El presidente de CODEPOLA señaló que tras el paso del huracán María, hubo un aumento significativo en la criminalidad ante la falta de energía eléctrica en la isla, lo que a su vez provocó un alza significativa en las solicitudes de licencias de armas por parte de mujeres jefas de familia, comerciantes y la ciudadanía en general, motivados por defender vidas y propiedad.

“Antes del desastre natural, se recibían un promedio de 127 ciudadanos a la semana, mientras que ahora hemos tenido días de hasta 230 personas en un mismo día solicitando licencias de armas”, afirmó.

Enfatizó que “es necesario lograr estos cambios en la Ley de Armas en Puerto Rico, entendiendo que es un derecho individual, fundamental a poseer armas bajo la segunda enmienda de la Constitución de Estados Unidos”.

Precisó que un cambio significativo que incluye la pieza legislativa se relaciona con el término de vigencia de las licencias de armas, disponiendo que el carné de la Licencia de Armas será vitalicio, y se extiende el término para actualizar la licencia de armas de cinco a seis años. Pesquera se opone, según dijo Torres Meléndez.

Sobre este particular, Torres Meléndez se opuso al Artículo 2.05 de esta medida, con el que se transfiere a la Policía de Puerto Rico la autorización para la expedición de los permisos de portación a los ciudadanos particulares a través de la Oficina de Licencias de Armas.

Actualmente, son los tribunales los que otorgan el permiso de portación.

“La Policía de Puerto Rico no puede manejar eficazmente el registro de armas, ¿cómo va a manejar las portaciones? Nosotros respaldamos que sea menester del negociado federal de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés)”, sostuvo.

Asimismo, Torres Meléndez detalló que algunos de los cambios que propone la medida a la ley de armas son la reducción de $250 a $50 para sacar la portación de arma. Además, no tendrán que comprar el sello federativo, ni pertenecer a un polígono de forma compulsoria.

Tampoco se requerirán las tres declaraciones juradas, y los ciudadanos no tendrán que someterse a la investigación de campo de tres meses por la Policía, ni presentar ciudadanos para testificar a favor de la reputación del interesado en sacar la licencia de armas.

En cuanto a las penas, el presidente de CODEPOLA está en desacuerdo de que se reduzca la pena por la fabricación de armas de 18 años a 10 años.