Convierten al Pachín Vicens en hospital federal

El centro de cuidado estará equipado con médicos y enfermeras entrenadas en el manejo de desastres y dos ambulancias.

Foto archivo

PONCE- Desde esta semana, el Auditorio Juan “Pachín” Vicéns en Ponce será sede para un hospital federal provisional de nivel intermedio, que atenderá a pacientes afectados por el paso del huracán María.

En coordinación con el Departamento de Salud de Puerto Rico, el Departamento de Salud federal ya habilitó 250 camillas para atender de manera gratuita a pacientes con condiciones no agudas y estables, incluyendo refugiados y encamados de 15 municipios de la zona sur.

- Publicidad -

El centro de cuidado intermedio estará equipado con médicos y enfermeras entrenadas en el manejo de desastres y dos ambulancias. Contará además con el Disaster Medical Asistance Team (DMAT), el cual ha estado operando en el Hospital Metropolitano Dr. Pila desde el paso del huracán.

Según expuso el doctor Armando Collazo, líder de operaciones de la Coalición de Instituciones de Salud del Sur (CISS), no se trata de una sala de urgencia, si no de una instalación a la cual pacientes serán referidos por profesionales de la salud e instituciones hospitalarias.

“Esto es un hospital de transición y lo que se busca en ese hospital es enfocarnos en las poblaciones que tienen riesgo o que están en un centro de cuido, un refugio o una égida y que necesitan un cuidado especializado, pero que no requieren realmente un hospital como tal”, declaró Collazo.

“Un paciente que necesita oxígeno y que en su casa o el cuido no hay luz, lo van a tener acá (Pachín Vicéns), en donde van a tener todo. Para pacientes de obesidad mórbida que no pueden estar en su casa porque no tienen luz ni agua y pueda desestabilizarse, van a tener cuatro camas bariátricas y una quinta en un área de tratamiento”, continuó.

“Ya se está haciendo la logística para llegar a esos pacientes y empezar a trasladarlos acá (Pachín Vicéns)”, añadió.

El líder operacional de CISS indicó además que la iniciativa también pretende descongestionar los principales hospitales de la zona sur.

“En una crisis, nosotros tenemos que asegurarnos que los hospitales estén por debajo de su capacidad para que, si surgiera alguna catástrofe adicional, tengan cabida para manejar ese tipo de situación”, explicó.

“Todo lo que hay en el Pachín Vicéns es para desahogar las áreas donde hay situaciones que pueden convertirse en una emergencia en algún momento, pero están estables y queremos que continúen estables”, continuó.

Aunque no pudo precisar los criterios que se utilizarán para trasladar pacientes de los hospitales, Collazo enfatizó que será en acuerdo con los pacientes.

“Le hemos dado a los hospitales unas guías para que, desde la admisión, ya ellos puedan ir evaluando el paciente que pueda tener algunas situaciones de trabajo social o vivienda que vayan a requerir una estadía más amplia y tengan que moverse ahí (Pachín Vicéns) para continuarlo, estabilizarlo y sacarlo. Pero, obviamente, todos los pacientes que lleguen ahí van a tener una evaluación médica”, sostuvo.