Contra el reloj nadador ponceño que añora competir en los Centroamericanos

Pese a tocar decenas de puertas, el joven Anthony Steven Fantauzzi Navarro, originario del Residencial Villa Machuelo, no ha tenido la oportunidad de conseguir un empleo flexible que le permita entrenar y cumplir su meta.

En el agua, el nadador ponceño Anthony Steven Fantauzzi Navarro, originario del Residencial Villa Machuelo, se despeja y alivia las cargas, aunque los segundos del cronómetro palpiten en su cien. Su intención es una y lo reconoce: tiene que ganar.

Es por ello que la etapa que ahora vive puede resumirse en lo que siente cuando se sumerge en una piscina olímpica: solo existe él y el reloj.

- Publicidad -

Y es que mientras más pasa el tiempo, este joven de 24 años más lejos ve la meta, al no contar con el monto de dinero que precisa para viajar a República Dominicana y demostrar su potencial haciendo la justa marca que le dé el pase al equipo nacional de Puerto Rico como uno de los representantes de los próximos Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se celebrarán en Barranquilla, Colombia.

Mas pese a esta incertidumbre y carencia monetaria actual, Anthony no se rinde y practica todos los días de la semana, de “dos a tres veces”, con la guía del otrora entrenador del equipo Nadadores Ponce Leones, Edwin Rivera Santaella.

Al presente, el atleta -que recién culmina sus estudios universitarios en Ciencias Biomédicas- confía en que “siempre” va a “tener la oportunidad de estudiar, pero no de volver a nadar”; de vivir la gloria de devolverle a su madre un trozo de la crianza afectiva y efectiva que le dio.

“Ahora que terminé la universidad, quiero dar ese último empuje, antes de comenzar a labrar o a seguir estudiando”, cuenta entusiasmado, enérgico, seguro de que antes del mes de noviembre podrá reunir los $900 que necesita para el viaje.

Desde abril comenzó a tocar puertas y a solicitar empleos en diversidad de hoteles, tiendas de servicio al clientes, tiendas por departamento, pero ningún patrono le devolvió la llamada, asegura.

“Llevo buscando un part-time que tenga bastante flexibilidad, que me permita entrenar, pero no he conseguido nada ni flexible ni inflexible”, lamenta.

Sin embargo, el desempleo no ahoga su anhelo de llegar a la cima en el deporte que comenzó a practicar desde los ocho años de edad, cuando su madre, la entrenadora de natación Lyzbeth Navarro Galarza, lo llevaba a las prácticas porque no tenía quien le cuidara.

Fue así que de cuatro a seis de la tarde, desde el tercer grado escolar, Anthony se sumergió a la alberca de la Secretaría de Recreación y Deportes del Municipio de Ponce hasta salir “medio pez”, dice entre risas.

En poco tiempo, añade, formó parte del Pre Equipo de Nadadores Ponce Leones, hasta clasificar como parte de la Selección Nacional Juvenil del Deporte de Polo Acuático, en el año 2009 y 2011, y ganar oro en ambos campeonatos.

Empero, la especialidad de este atleta, egresado de la Pontificia Universidad Católica de Ponce es el estilo mariposa, donde nada 50 y 100 metros, así como los 50 metros libre, aclara.

Como estudiante, Anthony representó la institución universitaria ponceña durante cuatro años, en las Justas de la Liga Atlética Interuniversitaria, obteniendo alrededor de 32 medallas. Mas, aunque obtuvo el pase para participar en unos Panamericanos Universitarios, “ese año la institución no envió a nadie”.

“Por eso mi objetivo es tratar de hacer los Centroamericanos, aunque sé que aún haciéndolos se necesitaría auspicios para entrenar ese semestre que falta porque esa competencia es siempre en verano, a finales del mes de julio”, manifiesta, quien asegura que no es común que la Federación Puertorriqueña de Natación costee los viajes de los atletas.

La añoranza de que el ponceño triunfe, la respalda en su totalidad el entrenador Rivera Santaella, quien confirmó a este medio que Anthony viene de una familia de excasos recursos. “Yo le estoy ayudando gratuitamente para que pueda cumplir con ese sueño de hacer el Centroamericano. Él tiene potencial”, sostuvo.

Para solidarizarse con este joven deportista puede aportar, a través de ATH Móvil, al número 7874320148 . La competencia se efectuará en tierra dominicana, del 26 al 29 de noviembre de 2017.

Por otra parte, los Juegos Centroamericanos y del Caribe arrancarán el 19 de julio del 2018.

Según la página oficial del evento, por primera vez participarán deportistas de 38 países, una cifra récord. En Barranquilla y sus subsedes (Cali y Bogotá) se disputarán competencias en 36 deportes y 47 disciplinas. En total se llevarán a cabo 470 pruebas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.