Conozca los síntomas, tipos y complicaciones de la Diabetes

Según lo que comamos, nuestro páncreas produce la cantidad de insulina que necesita. La insulina es una hormona que ayuda a la glucosa a entrar dentro de las células del cuerpo para convertirla en energía necesaria para que funcionen músculos y tejidos. Si no se produce la insulina suficiente, es de baja calidad o no es capaz de utilizarla correctamente, la glucosa no podrá entrar en las células, entonces se acumulará en la sangre. Este deterioro lleva a la diabetes.

El exceso de la glucosa en la sangre llevará a los riñones a tratar de eliminarla por medio de la orina, lo que quiere decir que usted orinará con mayor frecuencia. Esto lo hará sentir cansado, con mucha sed y hambre. También puede empezar a perder peso, visión borrosa, hormigueo en manos y pies, disfunción sexual, además de piel seca y escamosa.

- Publicidad -

Factores que pueden hacer que la glucosa suba:

Diabetes, una comida o bocadillo con más alimentos o carbohidratos de los acostumbrados, falta de actividad física, efectos secundarios de medicamentos, infecciones u otras enfermedades, cambios en niveles hormonales, como durante la menstruación y estrés.

¿Qué es la prediabetes?

La prediabetes se presenta cuando los niveles de azúcar en la sangre son más altos de lo que deberían ser, pero no tan altos como para que su médico determine que usted tiene diabetes. En los Estados Unidos la prediabetes se está volviendo más común cada día. La buena noticia es que puede evitar la enfermedad si realiza cambios en su estilo de vida, alimentación, mantener un peso saludable y hace ejercicios.

Tipos de diabetes:

Tipo I: Antes conocida como diabetes juvenil o insulinodependiente. Se presenta cuando el páncreas no produce la insulina.

Tipo II: cuando se produce poca cantidad de insulina o los músculos y otros tejidos crean resistencia a la insulina. La mayoría de las personas que presentan este tipo es mayor a los 35 años, pero en nuestros días los niños han ido en aumento por presentar sobre peso.

Tipo gestacional: La mujer embarazada sufre cambios en su metabolismo, debido a que el feto utiliza la energía de la madre para alimentarse y el oxígeno entre otros, lo que conlleva a tener disminuida la insulina, provocando la enfermedad entre las 24 a la 28 semanas de gestación. Al terminar el embarazo los niveles suelen normalizarse, pero el 50% de los casos suelen desarrollar diabetes tipo II en el futuro.

Complicaciones de la diabetes:

Enfermedad del sistema circulatorio, enfermedad del sistema nervioso (Neuropatía), enfermedad del riñón (Nefropatía diabética), enfermedades dentales, ceguera (Retinopatía diabética) y problemas en los pies, que pueden llevar a posibles amputaciones.

Todo paciente diabético debe de estar bajo la observación periódica de un médico especialista. Si tiene controlada la enfermedad se recomienda al menos cuatro visitas al médico en el año. Si está descontrolado con mayor frecuencia.

Los expertos recomiendan una alimentación sana, variada y equilibrada, rica en fibras (frutas y vegetales) evitar alimentos cargados de azúcar. Beber al menos dos litros de agua al día, consulte a su médico sobre que tipo de ejercicio es el más adecuado para usted.

La American Academy of Family Physicians recomienda ejercicios aeróbicos de los cuales usted podrá elegir entre caminar, trotar, montar bicicleta o bailar.

Si tiene problemas en nervios o pies puede elegir nadar, remar o hacer ejercicios en una silla. Independientemente del ejercicio que haga recuerde hacer siempre una rutina de calentamiento antes de comenzar y movimientos de enfriamiento al finalizar la rutina de ejercicio.

Articulo escrito por la Dra. Laura Escobales Ramos (Directora del Programa de Tecnología Cardiovascular No Invasiva de la PUCP)

  • Hay que conocer los diferentes síntomas de la diabetes para sus diferentes tipos pero los que tienen en común son: fatiga, aumento de sed, náuseas y vómitos, es importante estar alerta sobre estos síntomas y así ayudar a prevenir y/o tratar esta enfermedad.