Comprometido con el alto nivel de las Leonas en el Voleibol

Para Marcos Martínez, nuevo apoderado de las Leonas de Ponce en el Voleibol Superior, mantener el nivel competitivo del sexteto y poder desarrollar un buen programa de categorías menores en la ciudad para nutrir de talento al equipo mayor, son las principales metas impuestas a corto y a largo plazo.

Esa mentalidad era justo lo que necesitan las Leonas para tratar de mantener el alto nivel competitivo que dejó César Trabanco, quien en su prolífico paso como apoderado de la franquicia se despidió con un subcampeonato y dos series semifinales consecutivas que se decidieron en el séptimo y decisivo partido ante las eventuales campeonas, Criollas de Caguas.

- Publicidad -

Esa actuación ha dejado a la fanaticada ponceña con el deseo de conquistar el escurridizo campeonato que no logran desde el 1991.

Mas el nuevo apoderado de las Leonas está muy claro de cómo manejará la administración de la franquicia.

“Como empresario trato de imponerme metas a corto, mediano y largo plazo porque creo que eso ayuda a mantener la empresa corriendo. El doctor (César) Trabanco me deja una tarea bien difícil porque lo que esperan (la fanaticada) es un campeonato y eso en el primer año es difícil”, reconoció Marcos Martínez.

“Mi intención es ver de qué manera puedo ser un facili-tador y que el voleibol en Ponce mejore. Me gustaría ver un campeonato pero con mucho talento local y eso no se logra de la noche a la mañana”, continuó.

“Para mí este es un proyecto de cuatro a ocho años para tenerlo como yo lo quisiera tener y que seamos campeones con talento local solamente”, aseguró.

Al hablar del elenco de jugadoras con el que cuenta la plantilla en la actualidad, señaló que “no me gusta hacer muchos cambios y aunque es la primera vez que soy apoderado de un equipo profesional, estoy escuchando a Jaime Rivera y vamos a mantener a las jugadoras que se encuentran en la lista de reservas del equipo”.

Sin embargo, hay varias tareas que Martínez tendrá que atender antes de hablar de posibles cambios o de las jugadoras que finalmente conformarán el equipo.

“Yo entiendo que primero tengo que establecer el grupo de trabajo, escoger un dirigente y que sea el dirigente con su equipo de trabajo, y de acuerdo a la capacidad económica nuestra, decidir cuál va a ser la plantilla del equipo”

Sobre el grupo de trabajo se espera que Jaime Rivera regrese como coapoderado.

Pero es, precisamente, la plaza de dirigente uno de los asuntos de mayor prioridad en la agenda de Martínez.

Y uno de los nombres que se han mencionado como posibles candidatos al puesto es Ramón “Monchito” Hernández.

“No puedo negar que he tenido conversaciones con Monchito porque su hijastro juega en el equipo con mi hijo en AVOLI. Entiendo que él regresa a residir en Ponce y eso lo hace mucho más atractivo”.

Martínez, incluso, le pidió a Trabanco una lista de posibles candidatos al puesto.

Por las pasadas cinco temporadas las Leonas fueron dirigidas por José Mieles, logrando dos premios como Dirigente del Año y convirtiéndose en Head Coach del Equipo Nacional.

Mieles, sin embargo, anunció hace unas semanas que no regresaría con las Leonas. “Mieles había dejado saber a través de un comunicado de prensa que no le interesaba dirigir en Ponce. De todas maneras voy hacerle un acercamiento, pero tengo una lista de cinco o seis candidatos”.

Otra de las prioridades de Martínez es poder entablar comunicación con el Gobierno Municipal de la ciudad.

“Me interesa acercarme a la alcaldesa para ver de qué manera podemos mejorar el voleibol en Ponce”, concluyó quien junto a su esposa lleva casi tres años como apoderados del equipo Sub-18 AVOLI, una organización con sede en Toa Baja.