Cobra forma el primer plan de operación del Puerto de Las Américas

“A largo plazo, vemos a Puerto Rico como un ‘hub’ de carga en el Caribe. Eso podría tardar cinco a siete años”, expresó Janis Kasalis, director de Desarrollo de Negocios para PORTEK (a extrema derecha). Lo acompañan Joanna Yong y Nicholas Tan.

La firma asiática contratada para asesorar y encaminar el Puerto de Las Américas (PLA) ya negocia con “varias” líneas navieras locales e internacionales para mover carga a través del Puerto de Ponce.

Durante la primera entrevista concedida en la isla, Janis Kasalis, director de Desarrollo de Negocios para PORTEK Puerto Rico, señaló además que en un plazo de seis meses el terminal marítimo deberá reflejar tránsito de contenedores y en un año tráfico regular.

- Publicidad -

“Estimamos que necesitamos seis meses para probar (tráfico) y un año para establecer tráfico regular”, expresó el ejecutivo de PORTEK. “El año que viene queremos ver tráfico regular en el Puerto”.

En el 2015, PORTEK firmó un “acuerdo de manejo y operación” de tres años con la Autoridad del Puerto de Ponce (APP), para ayudar a encaminar el desarrollo del PLA. Aunque el contrato especifica que la APP se mantiene como el operador del Puerto, la firma asiática ha asumido tareas de operación, incluyendo la negociación con líneas navieras.

Puerto multiuso

Al centro de la estrategia de PORTEK está el establecimiento del PLA como un puerto “multiuso”, concentrado en una combinación de contenedores y carga regular.

A corto y a mediano plazo, la entidad se concentraría en el manejo de carga doméstica y regional para levantar un volumen inicial, con miras a convertirse en un “hub” de trasbordo en el Caribe, dentro de un periodo de “cinco a siete años”.

“A corto plazo, es necesario mirar la carga doméstica, al igual que la carga internacional del sur y el resto de la región”, dijo de otra parte Nicholas Tan, gerente de Desarrollo de Negocios para PORTEK en Puerto Rico.

“En cuanto al volumen, creemos que podemos recibir al menos el 20 por ciento del mercado de contenedores, en cuanto al tráfico en la Isla”, continuó. “También nos interesa la carga general, no podemos olvidar los clientes existentes. Nos gustaría ver su crecimiento, porque va a la par con nuestro crecimiento”, abundó Kasalis.

“A largo plazo, vemos a Puerto Rico como un ‘hub’ de carga en el Caribe. Eso podría tardar cinco a siete años, porque tenemos que establecer todo lo necesario primero”, añadió.

A juicio de los ejecutivos, es posible alcanzar sus metas a corto y mediano plazo con la infraestructura existente, sin necesidad de realizar inversiones adicionales.

“La realidad es que todo, con la excepción de establecer el puerto como un ‘hub’, lo podemos lograr con lo que tenemos, con solo ajustes menores”, dijo confiado Kasalis.

También cruceros

Por otra parte, los ejecutivos de PORTEK adelantaron que el arribo regular de cruceros a la zona figura entre las estrategias para maximizar el potencial actual del Puerto.

“Hay dos líneas que van a venir, con un total de cuatro cruceros. El primero debe llegar el 24 de diciembre de 2017. Estamos trabajando con la Compañía de Turismo y el Municipio de Ponce para hacer las coordinaciones necesarias. En estas cosas, la primera impresión es bien importante”, sostuvo Tan.

“No es un problema, en lo absoluto”, añadió Kasalis a preguntas sobre la viabilidad del PLA como eje simultaneo para buques de carga y cruceros. “Es común ver cruceros y barcos de carga cerca, lo importante es hacer los acomodos y coordinaciones necesarias”.

“Esto engrana bien con nuestra posición de que debe ser un terminal multiusos, no un puerto exclusivamente de contenedores”, insistió Joanna Yong, gerente senior de Desarrollo de Negocios de PORTEK.

Para octubre su futuro

A preguntas sobre la viabilidad de extender su participación en el PLA más allá de los tres años contemplados en su contrato con la APP, Kasalis sostuvo que esto dependerá, en parte, de las negociaciones en curso con las navieras.

“No podría responder a esa pregunta hoy, pero podría tener una respuesta en octubre, porque estamos armando todas las piezas”, dijo Kasalis.

“Estamos conversando con unas compañías que tienen la capacidad de hacer crecer el proyecto. Estamos en negociaciones y en un par de meses, queremos tener un panorama claro”, continuó. “Nos han dicho que están interesados, pero ahora queremos ver compromisos”.

“Hoy les puedo decir que nuestro interés está más inclinado a un sí que a un no”, sostuvo.

Enfrentan resistencia

Por último, tanto para los representantes de PORTEK, como el director ejecutivo de la APP, Carlos Iván Mejía Algarín, reconocieron que han confrontado resistencia por parte de agentes de carga en San Juan, para quienes establecer negocios en Ponce resulta menos rentable.

“Por décadas el manejo de carga se ha concentrado en San Juan, así que ya hay unos intereses y eso hay que superarlo. La forma en que trabaja el Puerto de San Juan es diferente a la manera en que queremos que funcione el Puerto de Las Américas, que es un terminal abierto”, explicó Mejía Algarín.

“En San Juan tienes muchas compañías pequeñas manejando un pedazo del Puerto para ellos. No estamos diciendo que eso es bueno o malo, simplemente es la realidad. Cuando el Gobierno de Puerto Rico comenzó con el desarrollo del Puerto de Las Américas, fue con el propósito de hacer algo diferente, para tener una alternativa a lo que se está haciendo en San Juan”, continuó.

“La realidad es que la industria a nivel local está acostumbrada a trabajar de cierta forma, que no necesariamente es compatible con lo que tenemos que hacer en Ponce”, añadió.

Por su parte, Kasalis indicó que PORTEK no dejará sus posibilidades de éxito en Ponce en manos de agentes de la zona metropolitana.

“Algunos agentes en la isla están vinculados a terminales específicos en San Juan, así que no se puede esperar que estos agentes sean neutrales. Para que funcione el Puerto de Ponce, lo primero es entender eso”, sentenció.

“No queremos minimizar el rol de los agentes, pero entendemos que tenemos que seguir nuestro propio camino, hablando con navieras, clientes y suplidores directamente, y eventualmente los agentes llegaran”, añadió.