CARTA ABIERTA: 100 x lo que queramos

"Le pedimos, le rogamos, por su apoyo debido a que somos la finca de atletas del país y la escuela esta escasa de algunas cosas".

Suministrada

Carta abierta para mi país, para todos aquellos atletas que han representado nuestra patria:

Estos pasados días me he dado la oportunidad de tomarme  el tiempo de analizar  y poder entender sobre el  desconocimiento que hay en nuestra isla sobre la complicada vida de un atleta y  sobre nuestro hogar escuela E.C.E.D.A.O conocidos como los del  Albergue Olímpico.

- Publicidad -

Somos jóvenes que nuestra vida se compone  del deporte , vivimos para trabajar duro a diario y representar a nuestro país.  

Les explico qué es E.C.E.D.A.O: Las personas normalmente nos dicen o conocen por “Los nenes del Albergue” pero hay una gran diferencia sobre lo que es el Albergue Olímpico y lo que es la Escuela de la Comunidad Especializada en Deporte Eugenio Guerra Cruz.  

El concepto o la base fundamental de la escuela es desarrollar estudiantes atletas con alto rendimiento académico y deportivo, facilita la educación del estudiante atleta, mediante un currículo multidisciplinario de excelencia, que integre actividades deportivas, académicas y de convivencia.

Este programa académico deportivo te  orientará al desarrollo de las  capacidades intelectuales, emocionales y físicas, así como al fortalecimiento de valores y destrezas sociales. El Albergue Olímpico es el lugar con las mejores facilidades deportivas a nivel del Caribe, donde vienen nuestros hermanos atletas a acuartelarse y hacer uso de las mismas en lo que nosotros conocemos como las Villas Olímpicas; las villas es el lugar donde se acuartela todo atleta extranjero y local para practicar y desarrollar su disciplina deportiva en momento de competencias o eventos internacionales.

El Departamento de Educación, encaminado en la búsqueda de nuevos enfoques educativos y en la diversidad de los principios filosóficos de la educación, desarrolla y crea las Escuelas Especializadas. Bajo la inspiración, anhelo y rompiendo todas las barreras, el licenciado Germán Rieckehoff Sampayo junto a otros grandes profesionales de la educación y el deporte, partiendo de las experiencia de los modelos de Escuelas deportivas en otros países, como el de Cuba, materializa en Puerto Rico su sueño más anhelado: la Escuela Especializada en Deportes. Junto al Movimiento Olímpico, la meta es utilizar el deporte como medio para formar ciudadanos útiles a la sociedad.

Mediante el carisma de Don German hoy en día Puerto Rico tiene las mejores facilidades deportivas a nivel del Caribe. Estar en E.C.E.D.A.O  para mí como atleta y como persona me sirve de inspiración me sirve para ser mejor persona y ser humano que trabaja por lo que quiere, saber que las cosas en la vida no son color de rosa que  en la vida hay que hacer grandes sacrificios para obtener lo que queremos.

Por tal razón fue que cuando tuve la oportunidad de poder ser parte de la gran familia de E.C.E.D.A.O. acepte el reto, que si alguien necesitara algo nos unimos y buscamos la manera de resolver y como siempre hemos dicho “Cuando el camino se pone duro, los duros enfrentan el camino.” Ahora les cuento que tenemos una rutina que no está diseñada para cualquier persona en la vida, ya que estamos en una escuela residencial que se especializa en deportes tenemos varias cosas las cuales nos hacen diferentes a los demás.

Nuestro día comienza muy temprano en la mañana, a esa hora nos levantamos y nos preparamos para ir a tomar el desayuno de seis a siete. Luego de que desayunamos subimos y mientras pasa nuestra hora de desayuno tenemos alrededor  de cuarenticinco minutos para reposar y vestirnos para ir a entrenar a las siete y treinta,  entrenamos hasta las diez, cuando salimos a las diez nos dirigimos a la escuela y allá tenemos una hora para asearnos y ponernos “ready” para la escuela. De once a doce del mediodía es nuestra hora de almuerzo. Ahora viene la marioneta del día o lo que muchos no entienden; al ser nuestro días tan cargados con entrenamientos nuestro currículo escolar es fuera de lo normal, comenzamos clases a las doce del mediodía y tomamos tres periodos de una hora y veinte minutos, así  que estamos de doce a cuatro tomando clases. El programa de clases es muy similar al de la universidad. Cuando salimos a las cuatro tomamos nuestra merienda y tenemos hasta las cuatro y treinta para estar listos para la segunda sesión de entrenamiento en la tarde, que la misma es de cuatro y treinta hasta las seis y cuarenticinco para así tener tiempo de llegar a  la escuela a las siete y tomar la cena de siete a ocho. Luego de la cena tenemos nuestro tiempo libre de ocho a nueve ya sea para estudiar o compartir con las amistades a las nueve y treinta subimos todos a la residencia y nos preparamos para tomar nuestras horas de descanso, ya que lo más importante para un atleta adicional a su alimentación lo es sus horas de descanso; así es un día en E.C.E.D.A.O.   

Por tal razón luego de tanto sacrificio de estar lejos de mi familia, que  me ayuda en cierta manera y muy grandemente  ya que me hace un ser humano independiente y poder hacer mis cosas solo. Pero pues si cada vez que tengo la dicha de que empezamos la temporada de competencias me llena de orgullo ponerme el uniforme de la escuela con esas siglas que dicen E.C.E.D.A,O.  porque después de tanto sacrificio llega el tiempo de ejecutar lo entrenado y que nada nos detenga; que a pesar de todos los obstáculos en el camino nada nos detiene y seguimos pa ’lante.  Personalmente soy de esas personas que creo en mi país, que creo en que si vamos a debatir por lo que estamos pasando, pero para eso nos tenemos que unir como familia todos  y hacer que suene el nombre de Puerto  Rico.

Para mí como atleta conociendo y viviendo los momentos difíciles por lo que estamos pasando llevar esa bandera en el uniforme, saber que estoy en el mejor programa deportivo del país E.C.E.D.A.O y dar el máximo por la escuela y por la patria, salir adelante tener ganas y ser parte de  nuestra finca de atletas.

Por este medio este servidor y mis hermanos de la comunidad escolar le pedimos, le rogamos, por su apoyo debido a que somos la finca de atletas del país y la escuela esta escasa de algunas cosas o simplemente nos las tenemos ya que también el país está pasando por la crisis económicas más grande en la historia de Puerto Rico y las cosas son limitadas, pero el deporte es parte la solución.

Recuerdan la serie el #teamrubio que gracias al deporte a pesar de todo nos unimos todo Puerto Rico como familia apoyar a los nuestros, que cuando hay eventos como estos que unen al país es cuando desaparece violencia, menos robos, hay paz y todos estamos al pendiente. De no perdernos la carrera de Javier Culson, el juego de Mónica como también estamos pendiente cada vez que pelea nuestro Felix Verdejo (figura egresada de E.C.E.D.A.O.) que aunque no nos viste estamos muy orgullosos de cada una de sus victorias. Cada vez que sale nuestra Adriana Diaz ( estudiante de anexo E.C.E.D.A.O.) y sale a dar pelas a donde sea que vaya y saca el nombre de este país en alto; mi gente  E.C.E.D.A.O está en la cuerda floja somos de las inversiones más grandes que tiene el gobierno de Puerto Rico, es de gran importancia mantener el deporte vivo en nuestro país, no podemos permitir que programas como este en un futuro cercano puedan desaparecer.

Estamos dando la lucha como buenos puertorriqueños que somos que nunca nos quitamos que nos unimos y en familia sobrepasamos nuestras todos los obstáculos que nada ni nadie puede darse por vencido que por más duro que nos den. Somos la raza del ser humanos más espectacular del mundo con las mayores posibilidades en lo que nos propongamos, la isla del caribe la cual todos conocemos que cuando algo se nos pone de frente en el camino ahí es cuando más brillamos, que como decía el sabio Gandhi “No hay que apagar la luz del otro para lograr que la nuestra brille” ¿sabe por qué? Por qué nosotros los boricuas siempre buscamos la manera de hacer las cosas diferentes por que los puertorriqueños lo hacemos mejor; porque cuando  el camino se pone duro los duros enfrentamos el camino. En fin la meta más grande es sacar el nombre de nuestro país en alto y hacer que La Borinqueña suene y el mundo sepa que acá en el Mar Caribe hay una isla pequeñita que dicen  que es cien por trenticinco, pero sabes una cosa somos 100 x lo que queramos.

Agradecemos toda su cooperación y compromiso por la juventud de nuestro país,

Rahuri Romiel Irizarry Rosado

Presidente Consejo Estudiantil

Estudiante Décimo Grado

www.ecedao.org