El cacao: el nuevo “superalimento”

Consumir cacao de forma regular también sirve como medida de prevención de enfermedades cardiovasculares, neurológicas o del metabolismo.

El cacao puro es considerado un “superalimento” porque contiene más de 50 nutrientes y componentes bioactivos como los polifenoles, que tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que aportan beneficios sobre la salud, especialmente la cardiovascular.

Además, este alimento nos da energía, contribuye a mantener el peso ideal y mejora el estado de ánimo, según han asegurado en un evento organizado por el Observatorio del Cacao.

- Publicidad -

Asimismo, estimula la producción de óxido nítrico en las arterias lo que dilata los vasos sanguíneos y, por tanto, mejora la circulación. Al elevar el flujo de sangre, mejora las funciones cognitivas y contribuye a aumentar la atención.

Los nutrientes

El cacao desgrasado destaca por su alto contenido en fibra (35 por ciento), que ayuda a mantener la regularidad intestinal y tiene un efecto saciante para controlar el peso. Por otra parte, desde el Observatorio del Cacao también han destacado que contiene vitaminas del grupo B y es rico en minerales como el cobre, el manganeso y el magnesio.

No obstante, hay que tener en cuenta que no todos los cacaos son iguales y hay que diferenciar el puro de aquellos sometidos a tratamientos químicos como la alcalinización.

Diversos estudios han demostrado que aquellos tratados con alcalinización pierden hasta 60 por ciento de los flavonoides, compuesto de los polifenoles, responsables del efecto antioxidante.

El consumo regular

Consumir cacao de forma regular tiene un impacto en la salud y también sirve como medida de prevención de enfermedades cardiovasculares, neurológicas o del metabolismo, entre otras, porque “puede ayudar en las dietas de adelgazamiento y también en las enfermedades neurodegenerativas, sobre todo en el campo de la memoria”, detalla la doctora Izquierdo.

El consumo prolongado reduce la tensión arterial en personas hipertensas debido a la dilatación de las arterias y también reduce el colesterol malo o “LDL” responsable de la arterioclerosis, un estrechamiento progresivo de las arterias por la acumulación de colesterol, plaquetas y otras sustancias que producen rigidez y dificultad de paso de la sangre.

En este sentido, se ha observado que el principal componente graso de la teobromina y de los flavonoides, el ácido esteárico, es un ácido graso saturado que no aumenta el colesterol sanguíneo cuando se consume.

Tampoco altera negativamente la glucosa en personas con sobrepeso y ayuda a controlar mejor el riesgo de diabetes e hipertensión

Los componentes del cacao también pueden regular el metabolismo hormonal, concretamente de los corticoides, lo que supone una ayuda adicional para evitar problemas de salud causados por la obesidad.

Incorporar este alimento en la dieta, acompañado de actividad física regular, podría reducir el riesgo de diabetes y enfermedad cardiovascular en personas obesas.

Durante el evento han querido destacar que otro de los beneficios del cacao es que su consumo se atribuye a un menor riesgo de pérdidas de memoria leves en personas mayores, a la par que puede ayudar a revertir estas alteraciones. Por tanto, el consumo regular mejora el rendimiento cognitivo sin provocar efectos secundarios.

Otros beneficios

Entretanto, algunos de sus componentes estimulan las defensas naturales del organismo y, además, puede reducir la sensibilidad de la piel a la radiación ultravioleta procedente del sol. De esta manera, puede ser un buen aliado para mejorar la textura de la piel, densidad, grosor y resistencia ante las arrugas.

Al igual que favorece a la salud cardiovascular, los flavonoides del cacao facilitan la dilatación de las arterias renales porque regula el aporte de oxígeno y de nutrientes que llegan a estos órganos. Asimismo, algunos estudios señalan que la teobromina previene la formación de piedras en el riñón.

Finalmente, las dietas con cacao ayudan a controlar la progresión de la periodontitis y, gracias a su contenido en taninos, este alimento tiene efectos protectores frente a la placa dental.