¿Para qué son buenos los pistachos?

Los pistachos ayudan a mantener la energía y a combatir el cansancio. Hasta la Organización Mundial de la Salud recomienda incluirlos para llevar una dieta saludable.

Foto: Visualhunt

Los frutos secos, incluyendo los pistachos, figuran entre los alimentos más completos y saludables disponibles en la naturaleza.

Por ejemplo, por cada 100 gramos (3.5 onzas) de pistacho podemos ingerir 50 gramos de grasas, 18 de proteína vegetal, 16 gramos de carbohidratos, 6.5 gramos de fibra y nueve gramos de agua.

- Publicidad -

¿Para qué son buenos?

Según destaca el portal especializado ecoagricultor.com, los pistachos pueden ser muy provechosos:

– Para prevenir o combatir el deterioro cognitivo, que incluye la pérdida de memoria, dificultad para mantener la atención o la velocidad de procesamiento debido a varios de sus nutrientes, entre ellos la vitamina E.

– Esta misma vitamina, además de tener efecto antioxidante y retrasar el envejecimiento celular, tiene efecto antiinflamatorio.

– Los pistachos pueden ser aliados para contribuir a prevenir la diabetes debido a su contenido en fibra, potasio y magnesio.

– Por su alto contenido en fibra, también son excelentes aliados de la salud intestinal: ayudan a mantener un buen tránsito intestinal combatiendo el estreñimiento y a prevenir el cáncer de colon.

– Los pistachos ayudan a mantener la energía y a combatir el cansancio debido a su aporte en vitaminas del grupo B, en particular a la vitamina B6.

– Son un fruto seco que puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y en general son muy buenos para cuidar del corazón por la cantidad de flavonoides que aportan.

– También son un alimento clave para las personas que desean incorporar mayor cantidad de proteína vegetal a su dieta.

– Estos frutos secos son una estupenda fuente de folatos (ácido fólico o vitamina B9) que ayudan a prevenir problemas de desarrollo en el feto durante el embarazo y también es un nutriente importante durante la lactancia.

– Asimismo, son una estupenda fuente vegetal de calcio, un mineral especialmente importante durante el crecimiento de niñas y niños, y para las mujeres después de la menopausia.

– Incluso ayudan a prevenir la obesidad gracias a que son un alimento muy concentrado y nos mantienen saciados durante más tiempo.

– Los pistachos tampién pueden ayudar a combatir o prevenir la anemia ferropénica. Junto con las semillas de girasol, son los que poseen mayor cantidad de hierro. Se recomienda tomar los pistachos junto con alimentos ricos en vitamina C para que el hierro se pueda absorber correctamente.

¿Cómo ingerirlos?

Podemos encontrar pistachos crudos y pistachos tostados. La manera más sencilla de comerlos es simplemente retirando la cáscara y tomándolos tal cual como snack entre comidas, tanto en la merienda como a mediodía, y añadiéndolos a algún plato dulce o salado.

Por ejemplo, se pueden incluir enteros, en trocitos o molidos en recetas de cocina saladas como purés, salsas, ensaladas, salteados y en recetas dulces como brownies, muffins, helados, turrones, bizcochos y budines.

Como no está aconsejado dar frutos secos enteros a niños menores de tres años por el alto riesgo de atragantamiento, lo ideal es triturarlos o batirlos y añadirlos a su comida, como purés o compotas, porque merece la pena que los más pequeños puedan aprovechar sus excelentes propiedades, en especial su contenido en ácidos grasos beneficiosos y el hierro, el cual suele ser carente en las dietas de los niños.

Pero ojo, para evitar residuos de pesticidas, herbicidas y otros productos nocivos a la salud y el ambiente que se utilizan durante el cultivo del pistacho, Ecoagricultor recomienda los orgánicos.

Sobre sus calorías

Al igual que ocurre con el aguacate o los guineos, los frutos secos en general son de esos alimentos sobre los que recae la falsa creencia de que engordan. Al presente multitud de estudios concluyen que una ingesta de 30 a 50 gramos o incluso superior de frutos secos -varias veces por semana o diariamente- no ocasiona ganancia de peso e, incluso, pueden ayudar en dietas de adelgazamiento.

¿La razón? Los frutos secos en general, y los pistachos en particular, son muy saciantes. Es decir, que con solo comer pequeñas cantidades puede sentirse saciado, al tiempo que consume nutrientes de primera calidad.