Béisbol Sub-23: Con sangre sureña la clasificación mundial

Sydney Duprey tuvo efectividad de 2.89 en el torneo.

Foto suministrada

El béisbol puertorriqueño celebra otra conquista tras lograr la clasificación al Torneo Mundial de la categoría U-23 que se celebrará el próximo año en Managua, Nicaragua.

Los boricuas obtuvieron el pase tras finalizar en la tercera posición del torneo celebrado en Panamá, donde participaron 12 equipos de América, pero solo cuatro consiguieron el boleto mundialista.

- Publicidad -

Y ente los componentes del equipo se encontraban el coameño José Espada, el guayamés Sidney Duprey y el santaisabelino Ángel Miguel Alicea, tres lanzadores que obtuvieron importantes victorias durante el transcurso del torneo.

Espada, lanzador derecho que pertenece a los Azulejos de Toronto en el béisbol organizado, fue escogido por el debutante dirigente de la selección boricua, Yadier Molina, para abrir el juego inaugural.

Y no lo hizo quedar mal al no permitir carreras en cinco sólidas entradas en las que apenas permitió dos incogibles y regaló una base por bolas con un ponche propinado para darle el triunfo a Puerto Rico 10×0 ante Colombia.

“Estoy contento con el desempeño de los jugadores y el trabajo que hicimos. De verdad que fue un juego bueno. Espada con tremendas cinco entradas, Alexis Ortiz con tremendo ‘pitcheo’. De verdad que fue un juego de equipo y estoy contento por eso”, expresó Molina, el estelar receptor de las Grandes Ligas, sobre la actuación de Espada al concluir ese primer desafío.

Espada, sin embargo, no tuvo el mismo desempeño en su segunda salida al caer ante México.

Duprey, por parte, tuvo la difícil responsabilidad de iniciar el juego frente a Panamá en la llamada “Súper Ronda”, en lo que para muchos fue la victoria más importante para la novena boricua.

El lanzador zurdo que pertenece a los Gigantes de San Francisco estaba dominando a la oposición luego de que sus compañeros le dieran tres carreras de ventaja temprano en el juego.

Posteriormente, Duprey tuvo que sobrevivir a tres costosos errores de su cuadro interior, lo que permitió que los locales nivelaran las hostilidades en la tercera entrada, aunque de ahí en adelante siguió maniatando la ofensiva panameña para obtener el triunfo -14×8-, tras lanzar 5.2 de entradas en la que le anotaron solo dos carreras limpias y ponchó a seis bateadores.

Al final, Duprey inició en dos de las tres apariciones que tuvo en el torneo, acumulando récord de 1-1 con 2.89 de efectividad y 13 ponches en 9.1 entradas trabajadas.

Alicea, por otro lado, fue uno de los principales relevistas del cuerpo monticular boricua.

El lanzador derecho también pertenece a los Azulejos de Toronto y es hijo del exlanzador profesional santaisabelino Miguel Alicea.

Su especialidad fue el relevo, lanzando en tres ocasiones en las que acumuló efectividad de 4.05.

Por su parte, el presidente de la Federación de Béisbol de Puerto Rico (FBPR), José Daniel Quiles, se mostró satisfecho con el logro obtenido por el equipo.

“El béisbol puertorriqueño celebra otro importante logro”, expresó el galeno que reside en Santa Isabel.

“En medio de las dificultades que sufre el pueblo puertorriqueño, nuestro equipo se tiró al terreno y cumplió con la misión de regalarle alegría al país. Con firmeza y compromiso defendieron el espíritu luchador de nuestra gente. Son nuestros campeones”, añadió Quiles.

El equipo que participó en Panamá es la segunda selección juvenil que organiza la FBPR este año.

“Una vez concluido el Clásico Mundial de Béisbol, anunciamos nuestro compromiso de presentar equipos en torneos internacionales para así mejorar la puntuación de Puerto Rico en el ranking mundial y exponer el talento joven de nuestro país”, explicó el líder federativo, quien tuvo palabras de elogio para el dirigente Molina.

“Una vez más Yadier dio un paso al frente en bienestar de la juventud y el deporte puertorriqueño. Estamos agradecidos por su compromiso y esfuerzo”, destacó Quiles.

José Espada inició el primer juego ante Colombia.