Arrastran los pies para prohibir cenizas tóxicas en Ponce

En septiembre, el presidente de la Legislatura Municipal, José Guillermo Figueroa, se negó a incluir el proyecto en el calendario durante una sesión ordinaria.

Foto archivo

La comisión de la Legislatura Municipal de Ponce que debe evaluar si se prohíbe o no el depósito de cenizas de carbón en esta localidad sigue sin rendir un informe final, aun a días de que concluya el cuatrienio.

El proyecto legislativo de la autoría del asambleísta independentista Justiniano Díaz Maldonado, fue referido el pasado 11 octubre a una nueva “comisión especial”, cuya presidencia fue adjudicada al exesposo de la alcaldesa María Meléndez Altieri, Rafael Mateu Cintrón.

- Publicidad -

Desde entonces, el legislador novoprogresista -quien se rumora asumirá la presidencia del cuerpo a partir de enero- se ha limitado a delinear tareas y gestiones futuras, señaló una fuente de entero crédito vinculada al proceso.

Este hecho fue confirmado por un informe parcial radicado ante la asamblea el jueves, 15 de diciembre.

El documento no contiene hallazgos o recomendaciones concretas sobre el proyecto que fue ignorado durante tres años por la mayoría novoprogresista, pero acogido el pasado mes de octubre, de cara a las elecciones generales y en respuesta a la presión pública.

El escueto informe confirma, además, que la comisión se ha reunido solo dos veces -la última el 1ro. de noviembre- y que resta por coordinar, tanto reuniones con expertos como una fecha para vista pública.

Al cierre de esta edición, la fecha para la entrega del informe final también seguía siendo una incógnita.

La Perla del Sur intentó comunicarse con Mateu Cintrón, pero el legislador municipal no respondió a llamadas de este semanario.

Crece la expectativa

La dilación del proceso ocurre justo cuando resuena la posibilidad de que miles de toneladas de cenizas de carbón provenientes de la empresa AES en Guayama sean enviadas al vertedero de Ponce.

En la tarde del pasado 19 de diciembre, el panel de jueces del Tribunal Supremo validó las ordenanzas que Peñuelas y otros 43 municipios del país que prohíben el acopio de residuos de combustión de carbón.

Dos días más tarde, ejecutivos de AES sugirieron durante una entrevista radial que Ponce podría convertirse en destino para el desecho, al no existir ordenanza que lo impida.

Ese mismo día, el gobernador Alejandro García Padilla rehusó incluir en la segunda Sesión Extraordinaria el Proyecto del Senado 340, de la senadora independentista María de Lourdes Santiago. La pieza legislativa, redactada en el 2013, tiene como objetivo prohibir el depósito de cenizas de carbón en los 78 municipios de la isla.

Otro engaño

Al ser abordado, el legislador independentista Díaz Maldonado declaró que las gestiones de la comisión especial constituyen otro esfuerzo de la administración de Meléndez Altieri para “enterrar” el tema de las cenizas en Ponce y, eventualmente, darle paso al material.

Tanto Díaz Maldonado, como el portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en la asamblea, Luis Irizarry Pabón, rehusaron participar en la comisión especial por considerarla una “burla”.

“No es que se ha hecho poco, es que no se ha hecho nada”, sentenció Díaz Maldonado. “Desde el principio se sabía que esta comisión iba a terminar en nada. Solo se hizo para las gradas, para ayudar a la alcaldesa en su campaña política”.

“Es un ejercicio inútil cuyo único propósito es dilatar el proceso. Es un intento patético de la administración municipal para engañar a la gente y dar la impresión de que ahora tienen interés en el asunto, cuando todos sabemos que han hecho malabares -por años- para evitar que se prohíban las cenizas”, abundó.

“Esto se ha discutido y analizado a la saciedad. Hay más de 40 municipios que ya han aprobado ordenanzas prohibiendo esto. Aquí no hace falta más estudios, hace falta voluntad y acción”, añadió.

Años engavetado

El proyecto legislativo presentado por Díaz Maldonado fue engavetado por la mayoría novoprogresista en marzo de 2013. No obstante, otros proyectos similares presentados por el PIP y el PPD han sido igualmente ignorados por la administración desde el año 2009.

Tan reciente como el pasado 12 de septiembre, el actual presidente de la Legislatura Municipal, José Guillermo Figueroa, se negó a incluir el proyecto en el calendario durante una sesión ordinaria. Esto, a pesar de solo contar con tres medidas para discusión en la agenda.

Tal acción provocó que decenas de ciudadanos y activistas que se oponen al depósito de cenizas tóxicas de carbón en Ponce y Peñuelas protestaran y se retiraran abruptamente de la sesión.

Semanas antes, empero, un proyecto similar del portavoz del PPD fue también engavetado sin discusión.

“En Ponce no nos servimos de la energía que produce AES, pero pretenden que nos comamos las cenizas”, insistió Díaz Maldonado.