Apuntan a la agricultura, el turismo y los incentivos para reactivar la economía del sur

David Bernier Rivera, Ricardo Rosselló Nevares, Alexandra Lúgaro Aponte, María de Lourdes Santiago Negrón, Manuel Cidre Miranda y Rafael Bernabe Riefkohl.

Para algunos de los candidatos a la Gobernación, la clave para reactivar la economía de la región sur del país está en el fortalecimiento de la agricultura y el turismo. Para otros, la respuesta se haya en la otorgación de incentivos o exenciones contributivas.

A dos semanas de las elecciones generales que definirán el rumbo del país por los próximos cuatro años, La Perla del Sur conversó por separado con los seis candidatos a la gobernación, para conocer sus propuestas sobre temas de importancia regional.

- Publicidad -

Para el candidato del Partido Popular Democrático (PPD), David Bernier Rivera, su propuesta de reforma económica para la región sur, al igual que para el resto de la Isla, incluye la exención del pago de Impuesto de Ventas de Uso (IVU) a los negocios con menos de $500 mil en ventas anuales, entre los que mencionó colmados y farmacias comunitarias.

El deportista, natural de Patillas, destacó que aproximadamente el 80 por ciento de los negocios en el área de Ponce se beneficiarían de esta exención. De hecho, planteó que resulta más oneroso al Departamento de Hacienda fiscalizar ese concepto que lo que genera en ingresos, mientras que la medida le dejará más dinero a los comerciantes para reclutar empleados y competir contra las grandes cadenas.

En sus planes para la región, Bernier Rivera también destacó el turismo médico, ya que, según expuso, el área de Ponce tiene 1,200 camas de hospital, superando incluso los 1,000 habitaciones de hotel. Además, por su gran número de universidades, propone fomentar el turismo estudiantil para promover que más estudiantes se hospeden en Ponce mientras estudian.

Por su parte, el empresario y candidato independiente a la gobernación Manuel Cidre Miranda, apuntó a las tierras fértiles entre los municipios de Yauco y Salinas, donde se cultivan mangós y farináceos con una productividad por cuerda mayor que el promedio de Puerto Rico.

A su juicio, esto se puede combinar con los ingenieros que produce el Recinto Universitario de Mayagüez para sustituír las importaciones con productos agrícolas y tecnológicos que se produzcan en la región de Ponce y también exportarlos.

Añadió que Ponce y pueblos aledaños tienen gran potencial turístico, aunque su número de habitaciones de hotel, es insuficiente.

La abogada y candidata independiente, Alexandra Lúgaro Aponte, centró su plan para la región en el desarrollo de pequeñas empresas locales y en maximizar el potencial turístico de la zona.

También apuntó a una estrategia para atraer inversión económica de empresas internacionales, estimular la industria de la agricultura y atraer industrias tecnológicas de valor añadido.

Para Ricardo Rosselló Nevares, candidato del Partido Nuevo Progresista (PNP), es necesario ofrecer incentivos a empresas pequeñas que generen empleos y rehabilitar los cascos urbanos tradicionales de los municipios mediante proyectos estratégicos regionales desarrollados entre el gobierno y la empresa privada.

Entre estos mencionó un proyecto de generación de electricidad en Peñuelas mediante el uso de biodiesel y la canalización del río Guayanés.

La senadora adjunteña del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago Negrón, atribuyó el pobre desarrollo económico de la región sur y el resto del País a la situación colonial y el tema del status.

Propuso para Ponce y la región sur un proyecto económico fundamentado en el turismo, que hasta ahora se ha concentrado en la zona metropolitana de San Juan. Explicó que ese turismo tiene que ir atado a la agricultura y que se eslabonen además proyectos económicos mejorando la infraestructura vial, eléctrica y pluvial.

Por último, el profesor universitario Rafael Bernabe Riefkohl, candidato por el Partido del Pueblo Trabajador (PPT), señaló que, aunque sus planes económicos son a nivel de toda la Isla, la región sur tiene el potencial para el desarrollo agroeconómico, donde el alto valor de sus tierras para la siembra ha sido ignorado y abandonado durante décadas.

También destacó la importancia de aprovechar activos turísticos existentes como la Hacienda Buena Vista, el Complejo Recreativo de La Guancha y la riqueza artística y cultural de Ponce y los pueblos vecinos.