Alcaldesa redirige culpas en el Mensaje

A solo un mes de las primarias y mientras empleados municipales reclamaban a viva voz la restitución de su jornada laboral, la alcaldesa de Ponce María Meléndez Altieri presentó su octavo Mensaje de Presupuesto.

Durante el acto oficial de casi dos horas y media realizado la noche del pasado viernes en la sede de la Legislatura Municipal, Meléndez Altieri intentó distanciarse de la crisis fiscal que permea en su ayuntamiento, optando por adjudicar culpas al Gobierno Central y a sus “detractores” políticos”.

- Publicidad -

No obstante, contrario a rumores difundidos previamente, la alcaldesa no anunció el restablecimiento de la jornada regular de todos los empleados municipales.

En su lugar, destacó proyectos existentes como el Sistema de Transportación del Sur (SITRAS), avances del programa federal Head Start y la iniciativa Ponce 2020, que figura en su plataforma política de cara al nuevo ciclo eleccionario.

También apuntó a la asignación de $300 mil para el programa Presupuesto Participativo, el proyecto estudiantil Que suba el telón y su intención de privatizar la operación de varias instalaciones municipales, como mecanismo de ahorro.

Sobre el Puerto de Las Américas, insistió que el plan de la firma asiática PORTEK para desencallar su operación es similar al propuesto por su administración y que denominó como “Solución Ponceña”.

Impulsada por Meléndez Altieri y el exdirector del Puerto de Ponce, Jorge Hernández Lázaro, la “Solución Ponceña” fue aprobada en el 2011 y eliminada al cierre del 2013, tras dos años de inacción.

La primera ejecutiva municipal además anunció que no será hasta enero de 2017 cuando finalmente nombre sus representantes a la Junta de Directores de la Autoridad del Puerto de Ponce (APP).

Desde que se aprobó la Ley 240 en diciembre de 2013, que capacita a la alcaldesa a nombrar tres integrantes de la Junta, Meléndez Altieri ha rehusado hacerlo, alegando que se ha mantenido en “negociaciones” por los pasados tres años.

“Se nos muere y a Mayita no le duele”

Simultáneo al mensaje, un contingente de empleados municipales realizaba una manifestación para exigir la restitución de su jornada, recortada a la mitad desde agosto de 2014 como presunto mecanismo para paliar la crisis fiscal del ayuntamiento.

Antes y durante el mensaje de la ejecutiva municipal, un numeroso grupo de policías clausuró calles y demarcó un amplio perimetro de seguridad alrededor del edificio sede de la Legislatura Municipal de Ponce.

Consignas como “Ponce se nos muere y a Mayita no le duele” se escucharon fuera del edificio sede de la Legislatura Municipal, aun cuando la Policía no permitió la presencia de manifestantes en la misma acera de la estructura. Además, obligaron al operador de una guagua de sonido de la Unión Laboral de Enfermeras y Empleados de la Salud a establecerse a una distancia considerable del lugar.

Por estos hechos, la presidenta de la Asociación de Empleados Municipales, Mayra Rivera Nazario, acusó a Meléndez Altieri de usar la uniformada para reprimir la protesta.

“Fue increíble ver la cantidad de polícias que asignaron para esto. Algo sin precedente ver cómo desde tempranas horas acapararon todas las áreas cercanas a la Legislatura Municipal y cómo cerraron tantas calles para ampliar el perímetro. Fue una movilización para obstaculizar y obstruir nuestro derecho a la protesta”, declaró.

“Es interesante ver cómo a los manifestantes se les obstruye usar una guagua de sonido para una protesta legítima, pero la ciudadanía tiene que soportar las guaguas de sonidos de las caravanas políticas. A esos, la polícia les da hasta escolta”, añadió.

“Para las gradas”

A juicio del legislador municipal de minoría por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) Justiniano Díaz Maldondo, el mensaje de la alcaldesa careció de sustancia y estaba dirigido a reavivar los ánimos de sus seguidores, de cara a las primarias del 5 de junio.

“La alcaldesa hablo mucho, pero realmente no dijo nada”, sostuvo Díaz Maldonado. “Fue un mensaje para las gradas y, aun así, faltó el entusiasmo entre ellos”.

“Ignoró el tema de los empleados municipales y no habló sobre cómo va a atender el grave problema de las deudas. Se dedicó a hablar otra vez de SITRAS y a echarle culpa a todos -menos ella- por sus problemas fiscales”, continuó.

Por su parte, la portavoz de los empledos no unionados del Municipio de Ponce, Marlese Sifre Rodríguez, instó a la funcionaria a “asumir responsabilidad por sus acciones”.

“El Gobierno Central no infló por años el presupuesto de Ponce”, sentenció Sifre Rodríguez. “No fue el Estado quien vino a coger decenas de millones de dólares en prestamos a nombre de Ponce para esconder los descuadres presupuestarios de la administración. Eso fue María Meléndez Altieri”.

“El Gobierno Central no abandonó el mantenimiento de las instalaciones que le pertenecen al municipio, ni le quitó la mitad del sueldo a los empleados municipales, ni incumplió con los pagos a Retiro, AEELA, la AAA y a los suplidores, hundiendo a la ciudad en un hoyo de deudas sin precedente. Todo eso lo hizo la alcaldesa y hacerse la víctima ahora es un insulto a la inteligencia de las personas”, concluyó.

El presupuesto operacional presentado fue de $91 millones ($139.6 millones consolidado) suma que refleja una leve merma sobre el vigente.

11 de mayo de 2016