Alcaldesa de Ponce depone ante la Junta Fiscal [VIDEO]

Reitera deben cesar los recortes a los municipios

Suministrada
La alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, se presentó ante los miembros de la Junta de Control Fiscal (JCF), a quienes les solicitó que detengan más recortes a los municipios y que los incluyan en la toma de decisiones.
Según comunicó en un parte de prensa, los municipios son parte importante en el desarrollo de los pueblos y los alcaldes los que principalmente atienden las necesidades de los ciudadanos, los que conocen los problemas de sus comunidades y los primeros en tomar acción para resolverlos.
“Hay una percepción equivocada sobre el papel que los municipios juegan en nuestro entorno socioeconómico y gubernamental, debido a un análisis inadecuado que sobrevalora las transferencias del gobierno central al municipal, mientras ignora las contribuciones financieras de los municipios y el rol como proveedores primarios de las necesidades de nuestros constituyentes”, recalcó.
“Los alcaldes y los municipios hemos atendido esta emergencia, la más catastrófica en la historia de Puerto Rico, por lo que pedimos a la JSF que consideren no imponer más recortes a los gobiernos municipales. Cada línea que ustedes revisan en el presupuesto tiene un impacto directo en las vidas de las personas que nos eligieron para servirles”, reiteró Meléndez Altieri.
Señaló que el último fenómeno atmósferico que impactó la Ciudad Señorial causó serios daños, que sobrepasan los dos billones de dólares. La pérdida de sobre 3,500 viviendas, los daños en carreteras por derrumbes y colapsos y los daños en la infraestructura municipal y en la ciudad en general.
Narró que los primeros días de la emergencia fueron muy duros, trabajando sin descanso, salvando vidas en riesgo a inundaciones y derrumbres, aun en momentos en que los municipios no tenían comunicación alguna con el gobierno central. “La zona rural resultó la más perjudicada”, añadió.
Indicó que una vez cesaron los vientos causados por el huracán, el Municipio salió a trabajar para abrir brecha en las carreteras, principalmente para los hospitales, así como para llevar alimento, agua y refugio para los que habían perdido sus hogares.
“Nuestra administración heredó un municipio en deuda, hemos trabajado dentro de la crisis que atravesamos, para que las operaciones y los servicios al pueblo no se afecten”, reiteró la Alcaldesa.
Ésta explicó que la reducción de $350 millones impuesto por la JCF al gobierno central equivale para Ponce $11 millones menos en su presupuesto. Sin embargo, aseguró que desde el principio su administración se ha movido para lograr ahorros y reducir gastos. Algunas de las medidas de austeridad presentadas a la JCF están la reducción de jornada implantada hace dos años, la reducción de $56 millones en contratos de servicios profesionales y el más reciente, la reducción del gabinete municipal en un 50 por ciento.
“En enero de 2018, las finanzas de los municipios podrían llegar a ser insostenibles. Los municipios no somos una carga, cerrar municipios tendría serias implicaciones sociales y los gobiernos estatal y federal tendrían que asumir los gastos directos relacionados a los servicios básicos”, insistió la Alcaldesa, quien solicitó a la JSF que le brinden a los municipios la oportunidad de participar en la toma de decisiones.
“Los municipios no son el problema, los municipios son y serán siempre parte de la solución a la crisis fiscal del gobierno”, manifestó la Alcaldesa.