Alcaldesa de Barceloneta precocupada por posible pérdida de miles de empleos

Foto: Visualhunt

Barceloneta – La alcaldesa de Barceloneta, Wanda Soler Rosario informó el jueves, 7 de diciembre de 2017, que lleva semanas haciendo gestiones y coordinando iniciativas y reuniones, con la intención de contribuir a que el municipio de Barceloneta no se vea perjudicado, con la casi inminente Reforma Tributaria del presidente, Donald Trump.

“Según los análisis encomendados, el impacto de establecer nuevos impuestos a la actividad económica, serían devastadores e injustos para los puertorriqueños, barcelonetenses y residentes de la zona norte. Es muy importante el que se dé la batalla, para que se puedan lograr cambios en el comité de conferencia del Congreso.”

- Publicidad -

La alcaldesa mencionó, “que en el caso específico de nuestro municipio de Barceloneta, se pondría en riesgo aproximadamente 2,500 empleos directos, y sobre 5,000 indirectos e inducidos, elevando la cifra de directos, indirectos e inducidos a sobre 7,500”, dijo la alcaldesa en declaraciones escritas.

Advirtió que los salarios directos que estarían en riesgo podrían ser sobre $120 millones y que al agregarse los salarios indirectos y los inducidos, la cifra debe de ser superior a los $240 millones.

“La historia comprueba, que estos impuestos propuestos, pueden repetir la historia del 1996 al 2006, cuando se eliminaron paulatinamente los empleos de la Sección 936. La similitud entre ese momento histórico y el actual es mucha. Con esos empleos que se perdieron desde ese año, tuviéramos $4.6 billones más en salarios en Puerto Rico, al año. En el año 1995 la manufactura empleaba 168 mil personas en Puerto Rico, eso es 95 mil empleos más, que los 72 mil empleos de manufactura de hoy en Puerto Rico. No cabildear contra el arbitrio y el establecimiento de contribuciones federales (sin tener los mismos beneficios que los Estados), es algo que nuestros hijos y nietos nos lo reclamarán”, apuntó.

La alcaldesa también mencionó, que sería recomendable, que todos los políticos de Estados Unidos, principalmente los que vinieron a Puerto Rico tras las devastaciones de Irma y María, escribieran y firmaran un escrito apoyando un acuerdo de trato especial.

“De aprobarse la reforma como está, habría que hacerse las siguientes preguntas ¿De dónde saldrían los sobre 3 billones de dólares de 9, que dejan las manufactureras al presupuesto de Puerto Rico? ¿Vendrían despidos de empleados de gobierno, debido a la disminución proyectada del presupuesto?”, cuestionó.

La alcaldesa mencionó que el impacto al erario sería altísimo, tras un fuerte golpe a las finanzas estatales, municipales y privadas y que el problema sería más complejo, dado a que los municipios vecinos también tienen una buena cantidad de empleos y plantas de manufactura, principalmente en los municipios de Arecibo, Manatí, Vega Baja, Vega Alta y Dorado.

Cabe mencionar, que en el caso de las farmacéuticas, Puerto Rico es el quinto del mundo y tercero a nivel de biotecnología.

Finalmente, la alcaldesa mencionó, “que esto es serio y tenemos que unirnos, para combatirlo. Es importante mantenerse activos en redes y diversos medios, tanto presionar a nivel local, nacional e internacional. Mañana puede ser tarde. Ojalá nos equivoquemos, pero las noticias no son buenas y el reloj corre bien rápido. Quiero tener esperanza con el tema”.