Alcalde busca auxilio monetario por desastre en Adjuntas

El ejecutivo municipal se dirigía esta mañana a la capital para reunirse con miembros del Gobierno y discutir el estatus de ciertas “peticiones de dinero y proyectos.

Alcalde de Adjuntas evaluando daños en su pueblo. Foto Facebook/ Jaime Barlucea Maldonado

El pueblo de Adjuntas sufrió el embate de los vientos del huracán Irma, que en la Isla tuvieron una fuerza de 63 mph, informó esta mañana el alcalde Jaime Barlucea Maldonado.

Por esta situación, el ejecutivo municipal iba rumbo a la capital para reunirse con miembros del Gobierno y discutir el estatus de ciertas “peticiones de dinero y proyectos”, contó.

- Publicidad -

“Es importante informar que aún estamos sacando derrumbes. Nosotros cubrimos todas las carreteras principales y abrimos paso. Fuimos nosotros -no Obras Públicas Estatal- los que también despejamos nuestros ramales municipales, donde a veces tenemos de 30 a 40 residencias”, acentuó el alcalde.

La Tierra de los Gigantes fue uno de los municipios catalogados como “zona de emergencia”, tras el paso del fenómeno categoría cinco al noreste de Puerto Rico, dijo. Mientras, recalcó que el ayuntamiento cuenta con una reducción de aproximadamente $1.7 millones en el presupuesto, y que perdió una gran suma por los recortes en subsidios del Estado, que a nivel Isla fueron más de $150 millones.

“Nosotros hemos tenido que enfrentar la emergencia con menos recursos económicos. Esa es la realidad. Eso afecta a todos los alcaldes”, manifestó, al tiempo que reveló que no todos los empleados de la Oficina Municipal de Manejo de Emergencias (OMME) pudieron llegar a atender diversidad de situaciones por la cantidad de derrumbes y deslizamientos en las vías principales de la ciudad.

Empero, afirmó que desde el miércoles que pasó el huracán, personal se desplazó a las áreas más rurales para abrir el paso. Luego, se trabajó en Vegas Arriba, Guilarte y Tanamá, donde civiles “no esperaron a que sacaran las ramas frente a su casa. Ellos salieron, las levantaron y las movieron al lado. Eso nos ayudó y me llenó de satisfacción. Ha habido poco a poco un despertar ciudadano y una integración para colaborar”, reveló.

El alcalde ya presentó la suma de $15 millones en estimados por daños, ante la Administración Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés). Incluso, este domingo el personal de esta agencia del gobierno de los Estados Unidos visitó a Adjuntas para verificar los daños reclamados. La destrucción más evidente, reclamó Barlucea Maldonaro, fue en carreteras y caminos, así como la caída de muros de contención en quebradas y ríos.

A oscuras en su totalidad

Por estar ubicado en el centro de la Isla, donde los vientos huracanados azotaron más fuerte, en Adjuntas “se fue la luz en todos los barrios”.

“Hasta en el casco urbano colapsó el servicio y lo han ido corrigiendo poco a poco. Hay comunidades que al no tener luz, no tienen agua, porque son de acueductos comunales, entonces necesitan la energía eléctrica para poder operar. Prácticamente todos los barrios, no todos, pero casi todos operan de esa manera”, enunció.

Al presente, según Barlucea Maldonado, no hay servicio eléctrico en el barrio Vegas Arriba, en parte de Tanamá, en Gazas -Juncos- y en parte del barrio Guaya.

Suzette Roldán Medina, ayudante especial de la Oficina de Prensa de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), mencionó que en Adjuntas unos 836 abonados, de 15,000, continúan sin el servicio de electricidad. Empero, dijo que para el martes, 19 de septiembre, el 100 por ciento de los abonados debe haber recuperado el servicio. “Hay demasiadas líneas primarias y secundarias en el piso, así como postes partidos”, especificó.

Por otra parte, solo dos instalaciones de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) no están en funcionamiento: la bomba y el tanque de La Llorosa y la Estación de Ciénega, comunicó la oficial de prensa de la AAA, Tamara Rivera Figueroa. “El 97 por ciento del servicio ya se reestableció”, alegó, citando a la directora de la Región, Damaris Santini Martínez.