Al unísono: Descartan recorte de jornada, contratos externos y privatización

En entrevista con La Perla del Sur, los tres retadores se comprometieron a implementar recortes drásticos en la contratación de asesores, abogados y publicistas para la alcaldía. De igual modo, a dar marcha atrás a las gestiones de la administración actual de privatizar la operación de instalaciones deportivas y recreativas municipales. (Foto: Florentino Velázquez)

De concretarse un cambio de mando en la Casa Alcaldía de Ponce, la reducción de jornada laboral -que por los pasados dos años ha privado a casi dos mil empleados municipales del 50 por ciento de sus ingresos- será cancelada.

Incluso, la propuesta figurará entre las primeras gestiones oficiales del nuevo mando, aseguraron de forma unánime los candidatos del Partido Popular Democrático (PPD), el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y el Partido del Pueblo Trabajador (PPT) al ayuntamiento ponceño.

- Publicidad -

En entrevistas con La Perla del Sur, los tres retadores se comprometieron además a implementar recortes drásticos en la contratación de asesores, abogados y publicistas para la alcaldía.

De igual modo, a dar marcha atrás a las gestiones de la administración actual de llevar a manos privadas la operación de instalaciones deportivas y recreativas de la ciudad.

Desde que se implementó la reducción de jornada de 50 por ciento en julio de 2014, se estima que el ayuntamiento ha ahorrado alrededor de $25 millones en pagos de nómina y beneficios. Durante el mismo periodo, la alcaldesa María Meléndez Altieri experimentó una reducción de 10 por ciento de su salario, de $110 mil a $99 mil anuales.

La reducción nominal aplicó también a sus empleados de confianza.

“Le quitaron el dinero a los trabajadores y el Municipio sigue igual de quebrado. Han malgastado el dinero que le quitaron a los empleados en contratos externos innecesarios y eso tiene que parar”, sentenció el médico y candidato del PPT, Ramón Rodríguez Ramos, quien al igual que los demás aspirantes, rechazó el despido de empleados.

¿Asoma un convenio colectivo?

El candidato del PPD y figura endosada por el Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores (SPT), Víctor Vassallo Anadón, incluso apoyó que se viabilice la negociación de un convenio colectivo con los trabajadores municipales, si asume el cargo en enero de 2017.

“Me preguntaron si yo estaba dispuesto a permitir los convenios colectivos y les dije que sí”, expresó el candidato del PPD sobre su relación con el sindicato y la cuantiosa inversión de fondos hecha por el grupo para impulsar su candidatura.

“Cuando Churumba llegó, botó a mucha gente, 600 personas. Cuando Ico llegó, los empleados municipales se alzaron en contra de él. Ahora la alcaldesa ha estado abusando de los empleados municipales. Yo no quiero ver eso, así que para darle sosiego, estoy dispuesto a permitir a través de ordenanza que ellos puedan negociar un convenio para que no estén sujetos a los ‘va y viene’ de un ejecutivo”, planteó.

En la mirilla las contrataciones

Para compensar los casi $13 millones necesarios para restablecer la jornada laboral, los candidatos PPD, PIP y PPT coincidieron en la necesidad de implementar recortes drásticos en contratos externos y maximizar el personal disponible.

Desde que la administración de María Meléndez Altieri asumió el poder en enero de 2009, ha enfrentado críticas por su insistente práctica de destinar millones de dólares para pagos a un selecto grupo de contratistas, por servicios de relaciones públicas, “manejo de crisis”, asesoría y servicios legales.

“Aquí no falta el dinero, sobran los ladrones”, denunció Rodríguez Ramos. “Hay sobre 200 contratos innecesarios, incluyendo el manejo de imagen de la alcaldesa. En los contratos de asesoría lo que hay es una corruptela”.

“La cantidad de contrataciones innecesarias y redundantes en el Municipio de Ponce es asombrosa”, expresó por su parte el candidato del PIP, José Escabí Pérez. “En la Casa Alcaldía también se donan cientos de miles de dólares a entidades con fines de lucro, como si el dinero sobrara. Regalan a manos llenas el dinero que le quitaron a los empleados”.

“Vamos a cortar las contrataciones externas y asegurarnos que cualquier contratación en el futuro sea a personas de Ponce, porque aquí lo que se ha visto es que las contrataciones van a compañías de la zona metropolitana. Entendemos que Ponce tiene los recursos profesionales para realizar la gesta que se necesita”, añadió Vassallo Anadón.

Rodríguez Ramos también apuntó a recortes mi-llonarios en el presupuesto de la Legislatura Municipal y a su intensión de renunciar al sueldo de alcalde, de resultar electo.

“La Legislatura municipal gasta $1.3 millones al año en ese renglón solamente (dietas y beneficios). Eso es $5.2 millones en un cuatrienio. En el salario del alcalde solamente, se van medio millón de dólares en el cuatrienio. Estamos hablando de casi $6 millones”, dijo el galeno, quien además propuso la eliminación de vehículos oficiales y una reducción de 25 por ciento en los salarios de ejecutivos del ayuntamiento.

Privatización

Por último, los retadores políticos adelantaron que descontinuarán los esfuerzos de la incumbente para privatizar la operación de instalaciones municipales, como el Estadio Francisco “Paquito” Montaner, el Auditorio Juan “Pachín” Vicéns y el Parque Julio Enrique Monagas.

“La alcaldesa ha descuidado estas facilidades a tal nivel, que ahora para quitarse la carga de encima está dispuesta dar contratos de un dolar por activos que costaron millones de dólares” sentenció Vassallo Anadón. “Aquí lo que hay que hacer es restablecer la jornada laboral a los empleados para dar el mantenimiento que se daba antes”.

“No existe evidencia alguna de que en el Municipio de Ponce se estén haciendo las cosas bien. Todo apunta a lo contrario. Esta administración contrató y aún defiende a Eliezer Velázquez, y todos sabemos cómo regalan contratos a sus amigos. ¿Cómo vas a confiar en esta gente a la hora poner instalaciones municipales en manos privadas?”, concluyó Escabí Pérez.