Nueva Academia Ponce Interamericana

La educación escolar en Ponce evolucionará a partir del 6 de agosto de 2014, cuando abra sus puertas la Academia Ponce Interamericana (API). El innovador concepto académico pretende sentar precedentes en la manera que se educa a los jóvenes desde el séptimo al duodécimo grado, con énfasis en el desarrollo integral del estudiante mediante un currículo enfocado en valores universales y ecuménicos.

La nueva escuela está ubicada en las antiguas facilidades de la fábrica Checkpoint, en la Zona Industrial Sabanetas, cuya estructura fue acondicionada magistralmente para lograr un ambiente refrescante, moderno e ideal, que motive al estudiante en el aprendizaje especializado de ciencias, matemáticas, tecnología y artes.

- Publicidad -

“Esta es una educación de avanzada, totalmente diferente al proceso que estamos acostumbrados en Puerto Rico, donde el estudiante tendrá una experiencia única adaptando la tecnología para un mayor aprovechamiento académico. A la misma vez cumplimos con los parámetros que establece el Departamento de Educación”, reveló la doctora Vilma E. Colón Acosta, rectora de la Universidad Interamericana en Ponce.

De acuerdo al doctor Víctor Maldonado Santiago, director académico de API, el proyecto integrará “a profesores universitarios, estudiantes de pedagogía, y ayudantes de cátedra, que son estudiantes de honor con unas capacidades particulares. Toda esa gente va interaccionar en este lugar”.

“Es escuela, pero a la misma vez es laboratorio para unos, centro de práctica para otros, y esa interacción esperamos que enriquezca el Programa de Preparación de Maestros en una nueva pedagogía; una pedagogía de avanzada, no la que se imparte tradicionalmente de uno a uno, con un profesor nada más”, agregó el doctor Maldonado Santiago.

Otros elementos que van a estar incluidos en esta escuela, es la posibilidad de que estudiantes de Terapia Física, Terapia Ocupacional, Terapia del Habla y Terapia Visual se incorporen al equipo de trabajo, con el objetivo de atender otras necesidades que cualquier estudiante pueda tener.

“El propósito de integrar a maestros, estudiantes de Pedagogía y otras materias, es que los estudiantes puedan interactuar con distintas generaciones y a la vez establezcan mayor confianza en el proceso. Que la utilización adecuada de tablets, celulares y otros equipos electrónicos formen parte de las herramientas esenciales en su nueva experiencia escolar”, acentuó por su parte la rectora universitaria.

De primer orden

Entre las facilidades con las que cuenta este innovador programa, se encuentran nueve  modernos salones de clases con tecnología wi-fi, perfectamente acondicionados para atender a un máximo de 25 estudiantes por aula.

Esto permite un mayor aprovechamiento, que se une a la enseñanza bilingüe que ca-racterizará a la institución.

“No se trata de que el estudiante salga de la escuela hablando solamente inglés, sino que haremos énfasis en los dos idiomas de manera equitativa, haciendo de nuestros estudiantes unos profesionales competitivos para su futuro”, agregó doctora Colón Acosta, gestora del proyecto.

Además, el plantel cuenta con una biblio-teca virtual con salas de estudio individua-lizadas,  dos laboratorios de tecnología, tres laboratorios de ciencias, un salón de bellas artes, complejo deportivo, comedor, capilla y un área de recursos educativos.

Otra de las particularidades de la Academia Ponce Interamericana es que no trabajarán con el concepto de estudiantes rezagados, ya que aseguran que cada alumno tiene diferentes etapas en el aprendizaje.

Asimismo, los estudiantes que cursen el duodécimo grado estarán tomando materias a nivel universitario, facilitando así el proceso de adaptación para esa nueva etapa.

La solución de problemas y el desarrollo de proyectos son elementos claves que se integrarán al currículo, lo que pretende contribuir que el aprendizaje se extienda a la experiencia de vida del estudiante, así como al fomento de su creatividad.

Para eso utilizarán pantallas interactivas que permitirán tanto al maestro como al alumno incorporar infinidad de conocimientos mediante avanzada tecnología, que incluye una amplia pantalla táctil en cada salón de clases.

La moderna pizarra electrónica “multi touch” permite que cuatro personas puedan escribir simultáneamente.

Además, cada estudiante tendrá una ta-bleta que podrá llevar a su hogar, para que mantenga todo el contenido ofrecido en clases, disponible en todo momento para repasar.

“Es importante que los padres conozcan que en esa tableta ellos tendrán una cuenta aparte, donde podrán monitorear el aprendizaje de su hijo a la vez que mantiene contacto con los profesores”, agregó la doctora Colón.

En un recorrido por el remozado plantel escolar, pudimos constatar el cuidado con el que se ha trabajado el visionario proyecto, desde pisos diseñados para que la comunidad escolar pueda transitar libremente sin resbalarse, hasta el aspecto ecológico del edificio, que conserva su vegetación con el propósito de mantener una temperatura agradable tanto en el interior como exterior de la estructura.

De acuerdo al arquitecto Fernando Bonín Orozco,  quien estuvo a cargo de la rehabilitación del edificio, el proyecto consta de tres fases, por lo que hasta el momento solo se ha habilitado el primer edificio.

“El proceso de diseño fue retante, con casi un año de investigación donde estuvimos analizando las nuevas tendencias educativas y arquitectónicas de América, Europa, Asia y donde nos dimos a la tarea de ver cómo convertíamos este espacio en lo que ves. La transformación interna fue completa”, destacó el arquitecto, mientras explicó el esfuerzo em-pleado para lograr que la luz natural llegara a todos los espacios del plantel.

“Este es un proyecto único, y probablemente sea único con respecto a la mayoría de las escuelas en Puerto Rico. Exponer a los niños y adolescentes a esta experiencia de aprendizaje es un proceso de formación, de crecimiento, de exponerlos a una vida mucho más amplia de la que ocurre en las escuelas tradicionales”, dijo por su parte el doctor Víctor Feliberty-Ruberté, decano de Administración.

Definitivamente la institución pensó en todo, desde un dinámico aprovechamiento académico, hasta los alimentos que consu-mirán los alumnos, con una dieta sana y balanceada, libre de refrescos y comida chatarra.

El horario de clases será de 8:00 de la maña a 3:00 de la tarde, aunque las puertas del plantel estarán abiertas desde las 7:00 de la mañana para recibir a sus alumnos.

De 4:00 de la tarde a 7:00 de la noche, los estudiantes podrán participar del Programa de Enriquecimiento Estudiantil, espacio en el que desarrollarán más el aspecto deportivo, artístico y a la vez hacer sus asignaciones o proyectos especiales.

Pero esto no es todo. A partir del 2015, API incorporará el nivel de educación elemental, lo que permitirá al estudiante tener una educación de avanzada desde su primera experiencia escolar.

La matrícula de API ya comenzó. Para detalles adicionales puede comunicarse con Maldonado Santiago al 787-955-9495, o con María Muñoz, al 787-232-6505.

Pronto se realizará una Casa Abierta para las personas interesadas en conocer más sobre esta escuela. Pendientes a La Perla del Sur.