Reclamarán frente a Fortaleza cambio en el manejo de cenizas de carbón

Foto: Jason Rodríguez Grafal

SAN JUAN- Alrededor de 50 organizaciones han convocado una concentración este lunes frente a la sede del Ejecutivo de Puerto Rico, para reclamar al gobernador, Alejandro García Padilla, que incluya en la sesión legislativa previa al cambio de Gobierno, en enero, un proyecto de ley sobre los residuos de combustión de carbón.

El proyecto, presentado en el Senado hace más de tres años, busca establecer una política pública sobre la disposición de las cenizas de carbón o de cualquier residuo de combustión de carbón y aprobar una ley que prohíba el uso de dichas cenizas en proyectos de construcción en vías o su depósito en terrenos.

- Publicidad -

Juan Camacho, uno de los portavoces de los convocantes, explicó en un comunicado que reiterarán su apoyo a la desobediencia civil en caso que la empresa EC Waste, dueña y operadora del Peñuelas Valley Landfill, en el sur de la isla, siga depositando cenizas.

Cada día, se generan más de 600 toneladas de cenizas, producto de la quema de carbón para producir electricidad en la planta privada Applied Energy Systems (AES), localizada en Guayama, también al sur de Puerto Rico.

El comunicado señala que entre 2000 y 2003 la empresa AES Puerto Rico depositó cenizas en el distrito municipal Arroyo Barril de República Dominicana, donde se almacenaron cerca de 50,000 toneladas de cenizas de carbón.

Actualmente, agrega, aún se sienten en esa zona de República Dominicana los efectos nocivos para la salud debido al alto nivel de contaminación existente.

“Todavía estamos a tiempo de evitar las atrocidades que sucedieron en la comunidad Arroyo Barril en la República Dominicana, lugar donde se depositaron miles de toneladas que afectaron de manera significativa la salud de los habitantes”, afirmó Camacho.

Las protestas en Puerto Rico, que comenzaron hace días y han supuesto ya la detención de decenas de personas, responden a que los convocantes entienden que ese riesgo se puede evitar y, a su juicio, se está permitiendo por ser Peñuelas un área deprimida con población sin posibilidades de respuesta.

Ante la escalada de tensión, la Junta de Calidad Ambiental (JCA) de Puerto Rico intervino con la divulgación de un comunicado en el que señala que tanto Peñuelas Valley Landfill y otras empresas que se dedican al transporte de las cenizas de carbón cuentan con los correspondientes permisos.

La compañía propietaria del depósito informó de que sus instalaciones tienen permisos de la JCA y la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA), además de planes de operación que permiten el manejo seguro de residuos de combustión de carbón.

EC Waste subraya que la EPA ha determinado que cuando son utilizados o dispuestos en cumplimiento con los estándares federales aplicables, estos residuos no representan una amenaza para la salud pública.

“Aquí lo importante es que, en lo dispositivo, en lo que será el texto de la ley, quede claro que no se pueden depositar cenizas, que no se pueden utilizar como relleno o material de cubierta en los vertederos, que no se pueden vender como material de construcción”, enfatizó la senadora María de Lourdes Santiago, autora del proyecto.