Comerciantes apuestan a ventas navideñas para impulsar sus negocios

Foto: EFE

SAN JUAN– Los comerciantes y empresarios locales y negocios extranjeros en Puerto Rico esperan que el “Miércoles Naranja” y el “Viernes Negro” den un impulso al decaído consumo en la isla.

La presidenta de Empresarios por Puerto Rico -entidad organizadora del “miércoles naranja”-, Enid Monge, dijo hoy a Efe que espera que la iniciativa del próximo día 23 sirva para que las ventas del comercio local crezcan al menos un 10 por ciento respecto a un día normal, haciendo una previsión conservadora.

- Publicidad -

“La mejora en la marcha de las empresas locales es la mejor forma de que se supere la crisis en Puerto Rico”, dijo Monge, para quien aunque se trata de una situación muy compleja es claro que si la salud de comercios y compañías de la isla va hacia adelante la economía puertorriqueña mejorará.

Monge explicó que el próximo día 23, el elegido “Miércoles Naranja”, con solo 24 horas de separación del “viernes negro” y la víspera del festivo de Acción de gracias, más de 600 comercios locales ofrecerán ofertas en sus productos con el objetivo de fomentar el consumo, muy deteriorado por la crisis.

“Es la primera vez que se lleva a cabo y esperamos sirva para aumentar las ventas”, dijo la presidenta de “Empresarios por Puerto Rico”, tras asegurar que la iniciativa forma parte de la campaña “VoyAldeAquíPorque” con la que se quiere concienciar al ciudadano de la importancia para la economía del comercio local.

Cálculos de “Empresarios por Puerto Rico” apuntan que de cada dólar que se gasta en la isla en comercios foráneos solo 14 centavos continúan circulado por la economía local, frente a los 48 centavos si se compra a empresas de la tierra.

Monge dijo que para el “Miércoles Naranja” las empresas participantes no tienen establecido un descuento específico, aunque durante el lunes y martes de la próxima semana se darán a conocer las ofertas en la dirección en internet www.miercolesnaranja.com.

La iniciativa forma parte de un plan para potenciar a los comercios y empresas locales en el que incluye “Emprende aquí” que pretende favorecer a “microempresas” y “Regala local”, que se pondrá en marcha en los días cercanos a la Navidad.

El presidente del Centro Unido de Detallistas -la patronal de las pequeñas y medianas empresas-, Nelson Ramírez, señaló a Efe que cualquier esfuerzo para potenciar las ventas de las empresas locales es importante, ya que según sus previsiones durante la próxima campaña navideña las ventas en comercios y grandes superficies en la isla rondarán los 3.000 millones de dólares.

Ramírez dijo que el Centro Unido de Detallistas realizará otro esfuerzo para promover las ventas de empresas locales durante la campaña navideña, “Zona pymes”, con el que se quiere contribuir a crear conciencia de que comprar a empresas locales facilitará la recuperación económica.

Aunque las empresas locales tratan de potenciar sus ventas, los puertorriqueños llevan muchos años siguiendo la tendencia estadounidense del “Viernes Negro” que sigue al día de Acción de gracias, en el que la población se echa a la calle en busca de las ofertas de las grandes cadenas estadounidenses.

El “Viernes Negro” es ya un clásico de la sociología puertorriqueña, con miles de personas agolpadas a las puertas de las grandes superficies comerciales de madrugada para no perderse las mejores ofertas.

La situación llegó a tal extremo que los desordenes e incidentes provocaron a partir de 2015 control de acceso de compradores a sus instalaciones con el objetivo de evitar los incidentes registrados otros años.

El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Nery Adames, dijo hoy a Efe que para garantizar el control se firmaron esta semana acuerdos con la Cámara de Comercio y la Asociación de Comercio al Detal por los que los asociados de esas organizaciones se comprometen a garantizar la seguridad.

Adames destacó que las ventas del “Viernes Negro” serán importantes, ya que el pasado año cerca de 500,000 personas se echaron a las calles en busca de gangas y es de esperar que este año se repitan las cifras.

Aunque no hay datos concretos, las cadenas estadounidenses, que han sufrido menos la crisis que las empresas locales, esperan incrementar fuertemente sus ventas durante el “Viernes Negro”.