Carta abierta al Gobernador sobre implicaciones en La Parguera

El DRNA informa que las ocupaciones ilegales en los Bienes de Dominio Públicos-Costeros suman más de 2,600 y si se otorga el derecho al uso y a la ocupación a los de La Parguera, será luego imposible no otorgar iguales derechos a otros.

La Legislatura de Puerto Rico está próxima a remitirle el proyecto de ley que se originó en el Proyecto del Senado 1621, el cual fue aprobado por Senado y Cámara al filo de la media noche y a toda prisa, el pasado 30 de junio.

- Publicidad -

Bajo la Constitución del ELA, Artículo III, Sección 19, usted ahora tiene la facultad de no avalar o de convertir el PS 1621 en ley.

Sin lugar a dudas, el Proyecto ante su consideración es uno de muy serias consecuencias negativas para el disfrute, buen manejo y viabilidad misma de nuestros valiosos recursos naturales costeros.

Además, las implicaciones del Proyecto son muy serias para la seguridad pública debido al bien documentado aumento del nivel del mar y de la intensificación de los huracanes.

Aunque da la impresión de que el Proyecto se limita a atender un problema aislado en una porción específica de la costa, a saber, el del poblado de La Parguera en el Municipio de Lajas, las implicaciones del Proyecto son amplísimas.

¿Qué dispone el Proyecto según fue aprobado por la Legislatura? Básicamente, el mismo otorga un derecho exclusivo de posesión, uso y disfrute de Bienes de Dominio Público-Costeros en La Parguera (playas, el mar y lecho marino, los manglares y la zona marítimo-terrestre) a poseedores actuales de instalaciones como viviendas, muelles y otras.

Esos derechos exclusivos de uso y disfrute de los Bienes de Dominio Público se otorgarían por periodos de 40 años prorrogables ilimitadamente.

Pero el Proyecto va más lejos: crea de un plumazo, un derecho real de superficie respecto a esas instalaciones en su huella actual, lo que es una forma adicional de gravar los Bienes de Dominio Público a favor de un pequeño sector de la población.

Ese derecho pudiera comprarse y venderse como si se tratase de cualquier inmueble. En síntesis, el Proyecto privilegia a las personas que en el pasado se apropiaron ilegalmente de Bienes de Dominio Público, mediante la concesión de derechos exclusivos de uso, disfrute, tenencia y superficie.

Lo dicho se instrumenta de la siguiente manera. El Proyecto obligaría al Gobierno de Puerto Rico, concretamente, al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) a otorgar concesiones o licencias de esos derechos (Artículos 1 y 3) y de renovarlos en bloques de 40 años sin límite, a cambio del pago de una pequeña suma de dinero que se repartiría entre el Municipio de Lajas y el DRNA.

Esa pequeña suma de dinero es menor aun que la que impone la reglamentación vigente para ciertos usos específicos ilimitados en el litoral costero.

El Proyecto obligaría al DRNA a cobrar la tarifa más baja, que es la que se aplica a marinas y muelles, más un cinco a diez por ciento.

En otras palabras, quienes se beneficiarían por este Proyecto no solo se apropiarán por legislación de los Bienes de Dominio Público en La Parguera, sino que lo harían bajo condiciones de baratillo; aunque aclaramos que el problema principal es uno de la apropiación de dichos Bienes.

No sea usted, Señor Gobernador, el causante de un cambio de política pública tan detrimental para los Bienes de Dominio Público y su conservación.

Por otro lado, considere usted también que se creará un precedente que destruirá sin duda la posibilidad de que el País evalúe y resuelva en forma racional y bien planificada el problema de las ocupaciones ilegales en los Bienes de Dominio Públicos-Costeros.

El DRNA informa que esas ocupaciones suman más de 2,600 y si se otorga el derecho al uso y a la ocupación a los de La Parguera, será luego imposible no otorgar iguales derechos a otros.

Peor aún, es previsible que, de usted convertir el proyecto en ley, incrementarían y se agravarían las ocupaciones ilegales de zonas costeras y los retos de política pública que ellas acarrean.

¿Qué posible justificación existe para que usted avale el Proyecto? Ninguna.

Las razones que alude la Exposición de Motivos de dar “permanencia” a los ocupantes de Bienes de Dominio Público en La Parguera (que no es otra cosa que premiar una ilegalidad) y de generar rentas para el mejor manejo de la reserva natural de La Parguera son espejismos.

Ningún ocupante está en peligro de desahucio o expulsión, ni lo ha estado en los últimos años producto precisamente de la dejadez administrativa. Ni un solo empleo se perderá si usted no endosa el Proyecto, el cual tampoco tiene justificación alguna desde el punto de vista ambiental o de conservación.

La cruda realidad es que el único interés verdadero es el enriquecimiento adicional de unos pocos.

Si usted convierte el Proyecto en ley, se dispararán los valores de las estructuras ocupadas, estimulando así más y más ocupaciones en zonas costeras que nos pertenecen a todos e intensificando la desigualdad social.

El Proyecto es una típica legislación de privilegio, de las más burdas, y solicitamos que usted no la avale. No tenemos duda de que, de usted firmar esta ley, estaría deshaciendo o retrocediendo logros como los relacionados al Corredor Ecológico del Noreste, la Zona del Karzo y el Bosque Modelo.

Por la gran importancia de este asunto, confiamos que usted accederá a la solicitud de reunión personal que le han presentado varias organizaciones, profesores y científicos.

 

Lcdo. Pedro Saadé Llorens

Clínica Derecho Ambiental UPR