A 100 días de María: corre por vía lenta la recuperación del sur de Puerto Rico

“Yo escucho a Acueductos y Alcantarillados decir que el 95 por ciento de los abonados tienen servicio. Pues nosotros debemos ser el cinco por ciento, porque yo todavía tengo áreas de mucha población que aún están por recibir el agua”, expresó el alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández Ortiz.

Foto archivo

Contrario a lo que muchos esperaban, a 100 días del paso del huracán María, varios municipios del sur de Puerto Rico permanecen a oscuras y a la espera de toldos para viviendas que perdieron parcialmente su techo.

Entre ellos, el pueblo de Villalba, donde según el alcalde Luis Javier Hernández Ortiz, el 70 por ciento de los habitantes recibió el año nuevo a la luz de fogatas o lámparas portátiles, y sin una proyección confiable de cuándo recobrarán el servicio eléctrico.

- Publicidad -

En este caso, subrayó, la falta de materiales ha sido norma.

“Las brigadas en Villalba dan pena. Ellos están por ahí sin materiales, tratando de remendar lo que pueden, utilizando postes viejos. Así llevan semanas. Si la Autoridad le hubiera dado materiales a las brigadas, hace rato gran parte de Villalba tendría luz”, sentenció el ejecutivo municipal.

“Luego de 30 días a oscuras por completo, logramos prender la hidroeléctrica. Si nosotros no hubiéramos prendido eso, la mayoría de los pocos que ahora tienen luz todavía estarían sin servicio”, añadió Hernández Ortiz.

Por otro lado, destacó que en su municipio casi el 40 por ciento de los abonados aún carecen de servicio de agua potable, incluyendo las comunidades del Limón, Dajaos, Caonillas, Palmarejo, Igüero Arriba y Cerro Gordo Arriba.

“Muchos de estos sectores dependen de sistema de bombeo, pero a 100 días de haber hecho el pedido a FEMA para que traiga generadores, todavía no han llegado”, lamentó. “Logramos alquilar un generador y lo que estamos haciendo es rotándolo entre las comunidades para que por lo menos puedan tener algo de agua algunos días”.

“Yo escucho a Acueductos y Alcantarillados decir que el 95 por ciento de los abonados tienen servicio. Pues nosotros debemos ser el cinco por ciento, porque yo todavía tengo áreas de mucha población que aún están por recibir el agua”, añadió.

Hernández Ortiz confirmó además que Villalba es uno de los pocos municipios donde a 100 días del huracán aún se requiere distribuir suministros casa por casa, gestión que el ayuntamiento continuará “indefinidamente”.

Tardan en prender a Peñuelas

Entretanto, el alcalde Walter Torres Maldonado indicó que más de la mitad de los peñolanos aún carecen de electricidad, asunto que atribuyó a problemas de comunicación con la AEE.

“No ha cambiado mucho”, denunció el mandatario, tras mencionar a sectores como Rucio, Macaná, Jaguas y Quebrada Ceiba entre las áreas que continúan completamente a oscuras. “Pero aún en las áreas donde hay luz, hay muchos ‘bolsillos’ que parecen estar olvidados”.

Según Torres Maldonado, este panorama contrasta con su experiencia durante los pasados meses con la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA). A su juicio, más del 90 por ciento de los clientes ya tiene servicio de agua potable, aún cuando algunos dependen de generadores eléctricos para el suministro.

Yauco: uno de cada tres sin luz

Por su parte, el alcalde Ángel Luis Torres Ortiz explicó que en el pueblo de Yauco se ha restablecido el servicio de agua a casi todos los abonados, en parte gracias a la instalación de una red de generadores eléctricos, provistos por el ayuntamiento y FEMA.

Esto debido a que el 38 por ciento de los abonados de la AEE en Yauco continúa sin servicio eléctrico.

“De los 22 barrios que tiene nuestra ciudad, apenas diez tienen servicio completo de la Autoridad de Energía Eléctrica. Ha sido nuestro gran dilema poder lidiar con esa corporación pública”, planteó Torres Ortiz.

“Aunque tenemos la oficina técnica de las brigadas de la AEE aquí (Yauco), tenemos apenas 38 empleados para trabajos directos y 18 celadores para atender la totalidad de los municipios de Peñuelas, Guayanilla, Guánica y Yauco”, continuó.

“Ellos (AEE) han estado estableciendo un plan de trabajo que entendemos no ha sido el más favorable, que consiste en distribuir sus brigadas tres días en un pueblo y tres días en otro, y están dejando muchos bolsillos en los pueblos, porque los trabajos están quedando inconclusos”, añadió.

“Ha sido uno de nuestros mayores obstáculos el lidiar con la burocracia, y la falta de personal y materiales de la AEE”.

El ejecutivo yaucano además denunció que solo a 112 de las 723 familias que reclamaron daños parciales de techos (15 por ciento ) el Cuerpo de Ingenieros les ha instalado un toldo azul.

En esta localidad, se estima que 1,300 viviendas experimentaron daños de esta índole.

Sobre el recogido de escombros, Torres Ortiz señaló que ya el 85 por ciento de las tareas han sido completadas, utilizando empresas privadas.

Avanzan en Juana Díaz

En otros pueblos como Juana Díaz, la historia es otra.

En este municipio, el 98 por ciento de los abonados de AAA cuentan con el servicio, mientras que la recuperación del sistema eléctrico ha tenido avances en semanas recientes, luego de reclamos públicos formulados por el alcalde Ramón Hernández Torres.

Según aseguró el propio alcalde, el 85 por ciento de los juanadinos había recobrado el suministro eléctrico, al cierre de esta edición.

“El mover tres o cuatro brigadas adicionales a Juana Díaz ha adelantado un poco el proceso”, dijo Hernández Torres, quien recordó que áreas de Manzanilla, Aruz, Capitanejo, San Martín y Galicia, entre otras, siguen a la espera.

No obstante, subrayó que menos de una cuarta parte de las 2,008 familias que han solicitado la instalación de toldos han recibido el servicio.

“Eso está sumamente lento”, denunció.

Asoma la “normalidad” en Santa Isabel

Otro alcalde que reconoció avances significativos en su localidad fue el de Santa Isabel

Según Enrique Questell Alvarado, aunque este municipio sufrió el embate casi directo del huracán María, casi la totalidad de los abonados tiene servicio de agua potable.

Por esta razón, Questell Alvarado ya facilitó a la AAA el uso de uno de sus generadores municipales, con el cual espera se ayude a otro municipio.

Igualmente, destacó que ya más del 90 por ciento de los habitantes recobró la energía eléctrica.

Aun así, indicó que el ayuntamiento continúa con la entrega de suministros -casa por casa- en áreas donde el servicio no se ha normalizado.

“Aquí nosotros nos preparamos bien de antemano y eso evitó muchas complicaciones. Muchas cosas se han podido superar con mayor rapidez, porque estábamos preparados”, puntualizó.